13 abril 2012

3 reglas sobre la improvisación


Este mes el carrusel bloguero, propuesto por Calaboso ha de tratar sobre la improvisación, en concreto en tres reglas de oro sobre la improvisación. No se trata, claro, de dar una receta corta. La capacidad de improvisación es básica a la hora de jugar a rol tanto como jugador, y sobretodo como director de juego, y por tanto cualquier persona que disfrute del juego la tiene desarrollada. Sin embargo produce mucho respeto, porque la improvisación es precisamente el eje sobre el que gira la narración, e improvisar mal puede dar al traste con cualquier partida. Pese a todo, podemos afrontar sin miedo la improvisación, desde la perspectiva del director de juego con tres simples normas. 

Regla nº1 y la más importante: Trabajo metódico



El trabajo metódico es lo más importante para garantizar una buena improvisación. La capacidad de improvisación personal puede variar muchísimo de una persona a otra, habrá quien pueda conducir toda una sesión de la nada y quien no, pero un trabajo previo y posterior garantizan muchas más posibilidades de improvisación, no solo en cantidad sino en calidad. Es por eso que un trabajo de preparación metódica nos ayudara a poder improvisar más y mejor como por ejemplo:
Conocer de la manera más exhaustiva posible el contexto narrativo de la partida, nos permitirá improvisar de manera coherente la reacción del entorno a las acciones de los personajes, pudiendo a darse interesantes circunstancias que de otra manera nunca se nos hubieran ocurrido.
Conocer la lógica interna de la trama, nos posibilita poder improvisar sin crear una paradoja en la narración, y nos facilita mucho una reacción lógica a estímulos inesperados. 
Tener material en cartera, sea pnjs o mapas o cualquier otra cosa, también ayuda a apoyar la improvisación. No es lo mismo tener que inventarse un taberna o un barco o un mercado que disponer de mapas genéricos que te ayuden a plasmar escenas que surgen solas.
Recoger y registrar todas las improvisaciones y anotarlas de manera metódica permite a su vez que una improvisación pueda tomar cuerpo, evolucione y mejore, muchas veces hasta extremos insospechados, y sobretodo que se mantenga constante y coherente.



Regla nº 2 la improvisación es cosa de todos



Los jugadores están continuamente improvisando, reaccionando a los estímulos que el director plantea y además dando ideas que no se te hubieran ocurrido nunca, que muchas veces son mejores que las tuyas o que tienen un potencial muy grande. Está claro que tienen mucho que ver con la partida, y no aprovechar su capacidad de improvisación es malgastar el mayor recurso improvisador que hay en la mesa de juego, que son las tormentas de ideas que se dan espontáneamente en la mesa. Por tanto, aprovechar sus capacidades para que ellos mismos improvisen puede ser un excelente ejercicio, no solo de librarte de la presión de la improvisación, si no además para que los propios jugadores señalen lo que ellos quieren que aparezca en la partida, mejorando su motivación. Utilices o no un sistema que comparta más o menos el control narrativo, dar la oportunidad que ellos vayan introduciendo aspectos en la partida aquello que quieren que aparezca o que creen que debería aparecer siempre en interesante.



Regla nº 3 No es imprescindible, errar es humano y quedarse en blanco también



Una buena narración debe construirse con un argumento sólido y coherente. Si por algún motivo la inspiración no nos llega o tenemos un mal día, hay que asumirlo, es comprensible y debe ser una cosa tolerada por la mesa de juego. Lo importante no es continuar, lo importante es pasarlo bien. Por tanto si hemos utilizado una mala idea, se reconoce y se arregla como se pueda si no es posible hacerla evolucionar. Y si ese día no nos llega la inspiración, o no le llega a nadie, no es necesario seguir de cualquier manera. Es mejor parar, tomarse su tiempo y pensar con calma algo que realmente sea divertido para todos.

2 comentarios :

  1. Muy buenas! dá la casualiadad de que en mi reseña del carrusel quería poner, como uno de los recursos para no quedarse en blanco improvisando, el "echar mano" de los jugadores (si se dejan, que los hay muy rebeldes xD), haciendo de la improvisación algo bilateral.

    Pero como tu ya tocas ese punto, lo he enfocado de otra manera y te he linkeado, espero que no te importe.

    Un saludo, siempre es un placer pasarse por aqui ;).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que no me importa, gracias por el link.

      Eliminar