05 mayo 2016

Exertas: Aldea montañosa y Antiqua




Pese a que Exertas presenta un mundo entero el texto que he escrito se centra fundamentalmente en un solo país: Antiqua. Me gustaría comentar por qué razón decidí hacerlo así. 

Personalmente estoy bastante interesado en lo que se conoce como creación de mundos (worldbuilding) y desde hace bastantes años interesado en conseguir plasmar durante la partida diferencias significativas entre los mundos de fantasía y el mundo real, es decir creo que cuando incorporas un elemento en un contexto se tiene que notar, lo contrario es algo caricaturesco. Por esa razón me plantee tratar de hacer una descripción de la ambientación extensa más allá de la geografía si no añadir costumbres, usos, política, la justicia, administración, etc. 

En el momento en que se toma una decisión así es necesario centrarse, resulta imposible resumir varios países con todas sus culturas y geografía, así que decidí centrarme en el país central Antiqua, aunque como he comentado en otros post, como ningún otro país, es homogéneo. De hecho hoy aprovecho para presentaros una nueva ilustración que muestra una aldea montañesa, una de las culturas minoritarias de Antiqua. 

Otra de las ventajas de centrarme en un solo país (aunque se hayan dado pinceladas más o menos gruesas de otros) es que permite que otros DJs, de mi grupo o no, tengan libertad creativa a la hora de plantearse jugar en otros lugares. En todo juego de rol creo que es bueno dejar zonas difusas o poco definidas, al fin y al cabo la creatividad es el “virus” que sufren muchos Directores de juego y no hay mayor enemigo de la creatividad que los márgenes estrechos. 

Por otro lado, aquí tenéis la aldea de montañeses. Ya os he hablado de ellos. Esta gente viven cerca de dragones y me planteé que la única manera de vivir con ese tipo de vecinos era adaptándose a sus circunstancias. No parece demasiada buena idea vivir en una casa que pueda inflamarse o caer destrozada bajo las garras de un reptil volador gigante… de modo que me documenté y me inspiré en el asentamiento medieval ucraniano de Eski-Kermen, os recomiendo que visitéis el enlace.


El pueblo montañés se encuentra en un lugar realmente inaccesible para las selecctios (legiones) antiquas, esclavistas o dragones, aunque pagan un alto precio viviendo en condiciones de miseria que les obligan a realizar incursiones de saqueos regularmente. 



Me gustan especialmente las pinturas rupestres, propia de un pueblo primitivo y atrasado tecnológicamente, que consiguen darle un toque de religiosidad y misticismo arcaico. Como siempre la ilustración es de Ion y agradecemos cualquier sugerencia que queráis hacernos.