06 marzo 2013

La tecnología como herramienta narrativa por Rubén Rivera Cisneros



Esta semana os publico uno de los artículos ganadores del concurso. Su autor es Rubén Rivera Cisneros

Rol y tecnología. En cuanto leí las bases del concurso de artículos y vi este tema entre los propuestos para desarrollar los artículos, supe de inmediato que me decantaría por escribir sobre este tema. Ya que se trata de un aspecto sobre el que estoy profundizando con mi propio grupo de juego en las últimas partidas. 

Sin embargo, resulta difícil escribir algo innovador sobre un tema que ha tenido su propio carrusel bloguero. Muchos artículos se han escrito sobre cómo pueden ayudarnos las nuevas tecnologías (de aquí en adelante NNTT) en nuestras partidas de rol. Todos desde diferentes puntos de vista. Y lo mejor que podéis hacer si os interesa el tema es leer dichos artículos, cuyos links podéis encontrar recopilados en esta entrada

Si se analizan todas estas aportaciones se pueden extraer numerosas aplicaciones de las nuevas tecnologías a nuestra afición: 

Comunidades y relación entre roleros: foros, blogs, reseñas, juego por foro, etc. 

Búsqueda de recursos: información, imágenes, aventuras y juegos gratuitos, etc. 

Generadores: tiradas, mapas, personajes, nombres élficos y todo lo que se te pueda ocurrir. 

Utilización del formato pdf en vez del físico, lo que redunda en precios más económicos, facilidad para transportar gran cantidad de material de referencia a la mesa de juego sin tener que ir cargado con numerosos y pesados manuales. 

Como gestor de notas y de información para el Director de juego 

Como gestor de música y de sonidos de ambientación 

Si analizamos estas aplicaciones, vemos que en su mayoría presentan su utilidad en lo que yo llamo “la periferia del rol”. Es decir, facilitan algunas de las labores usuales del Director (búsqueda de inspiración, gestión de la información, aportar material de referencia a la mesa…) o inciden en el concepto de comunidad dentro de nuestra afición. 

Sin embargo, quizás sólo con la excepción de la música, no tienen una afectación directa sobre el núcleo de la partida, la inmersión en el mundo de ficción que queremos recrear. ¿Es realmente esto así? ¿Las NNTT en el rol quedan relegadas a partes más accesorias de nuestra afición? ¿O realmente pueden aportar su granito de arena a lo esencialmente importante, ayudarnos a contar una historia y a la inmersión de nuestros jugadores en la misma? 

Las últimas experiencias con mi grupo de juego habitual como conejillo de indias me han llevado a posicionarme claramente a favor del uso de NNTT. Creo firmemente que con un poco de imaginación un Director puede usarlas para mejorar notablemente cómo se cuenta una historia y conseguir una mayor implicación en la misma de los jugadores. 

¿Cómo hacerlo? Dejadme que os cuente algunas de las que hemos empleado en mi grupo últimamente y así podréis evaluar si las consideráis interesantes o no. Simplemente tened en cuenta que éstas no son ni una ínfima parte del partido que se le puede sacar a las NNTT en vuestras partidas, seguro que a vosotros se os ocurren muchas otras. 

Previo a la partida 

Las NNTT pueden emplearse incluso antes de que realmente empiece la partida para conseguir el doble efecto de poner a los jugadores en situación e irles despertando el “gusanillo” por la partida. 

En vez de una llamada telefónica para quedar con los jugadores, lo que yo hago muchas veces es crear una cuenta de correo ficticia con el nombre de alguno de los PNJs clave de la historia. Y desde la misma enviar correos que sirvan como introducción narrada ala partida: las instrucciones de su superior si trabajan para los Delta Green o la Ordo Veritatis, la carta de un notario para que puedan recibir la herencia de un familiar en Cthulhu Actual, etc. 

Enviar uno como éste a tus jugadores seguro despertará más sus ganas de jugar que una aséptica llamada
Obviamente es un método que cuadra especialmente en ambientaciones actuales o futuristas, donde el mail sería una forma lógica de comunicación. Por simple que sea, bien utilizado asegura de inicio una implicación mayor de los jugadores con la historia, ya que detectan desde el principio que se trata de una partida trabajada y en la que se miman los detalles. 

Iniciando la partida 

En toda partida de rol el comienzo suele ser algo lento. Muchas veces cuesta conseguir que nuestro grupo de amigos deje de contarse las últimas novedades de la semana y la partida arranque de una vez por todas.
 
Una forma especialmente efectiva para indicar que la partida empieza y ayudar a que los jugadores dejen atrás la vida cotidiana y entren de lleno en la ficción de la partida es mediante una carátula de introducción (sí, como en las series de TV). Ésta la podemos poner en un portátil o tablet, pero como realmente se muestra en todo su esplendor es proyectada en un televisor si tenemos la suerte de jugar en una habitación que lo tenga (una conexión HDMI desde el portátil será la forma más fácil de conseguirlo). 

Puede parecer un trabajo duro, pero nada más lejos de la realidad. En un par de horas de trabajo podemos tener una magnífica carátula montada que se podrá utilizar durante toda la campaña. 

Hay juegos en los que tener una carátula será lo más fácil de mundo. Por ejemplo podemos utilizar la intro de la serie Juego de Tronos para nuestras partidas de CdHyF o la de una película cualquiera del agente 007 si estamos jugando al James Bond JdR . Estas intros suelen encontrarse en Youtube y con herramientas como el aTube Catcher o el Ace Downloader podemos descargarlas y tenerlas en nuestro portátil para poder utilizarlas en lugares sin conexión a Internet. 

Sin embargo lo más normal será que no tengamos una carátula que simplemente podamos “robar” y tengamos que crearnos la nuestra propia. Esto suele ser bastante fácil empleando una herramienta tan común como el Windows Movie Maker, que nos permitirá montar un vídeo como sucesión de las imágenes que escojamos, pudiendo añadirle la música y los textos que queramos. Los resultados son bastante buenos para una herramienta tan sencilla y cumplen perfectamente con su cometido. 

Con la misma herramienta podríamos sofisticar la carátula y añadir tras ella la típica sección de “En capítulos anteriores”. Pero el trabajo extra a realizar probablemente no nos merezca la pena a no ser que nuestras sesiones estén realmente muy espaciadas entre ellas. 

Handouts 

Los handouts o ayudas entregables a los jugadores son algo que lleva existiendo en el rol prácticamente desde los inicios, pero las NNTT pueden ayudarnos a hacer handouts especialmente espectaculares sin necesidad de demasiado esfuerzo. 

Parece tonto, pero es que aunque la información que se les dé a los PJs sea la misma si les presentamos una simple hoja en blanco con el texto escrito que si les damos una ayuda maquetada específicamente para la ocasión, la inmersión en la historia y la implicación que obtenemos de los jugadores ante la segunda suelen ser mucho mayores. 

Lo bueno es que actualmente no hace falta ser un experto en Photoshop para poder hacer handouts llamativos. Personalmente he conseguido resultados más que satisfactorios con la combinación de Paint.Net y Scribus, dos herramientas de libre distribución y fácil aprendizaje, que permite estarles sacando partido desde un principio. 

Algunas de las ayudas para los jugadores de la última partida que dirigí. Paint.net, Scribus y un poco de paciencia

Grabadoras. Un paso más en la gestión del sonido 

Como hemos visto mucha gente ya utiliza los ordenadores o tablets para gestionar la música en sus partidas e incluso se empieza a utilizar algunas aplicaciones de sonidos pregenerados (DMDJ, Storyteller’s companion…) para ambientar mejor ciertas escenas (ruido de tormenta, el bullicio de una taberna, etc). 

Estas aplicaciones de sonidos pregenerados están muy bien pero suelen quedarse bastante escasas, tanto porque no suelen tener grandes bases de datos de sonidos, como porque suele ser difícil encontrar un sonido adecuado para la escena que tenemos en mente. Y cuando utilizamos uno de estos sonidos a veces parece puesto ahí “a calzador”. 

Sin embargo fácil y gratuitamente podemos conseguir aplicaciones de grabación de sonido que nos pueden ayudar a solventar estos problemas, dándonos acceso a un abanico casi infinito de posibilidades. ¿Planificando una partida de zombis? ¿Por qué no poner en la tele un capítulo de The Walking Dead a todo volumen y aprovechar para grabar alguno de esos sonidos tan inquietantes para luego soltárselo en el momento dramáticamente más apropiado a tus jugadores? El género de terror puede ser el gran beneficiado de esta técnica. Imaginad como pueden mejorar vuestras partidas de Fragmentos o Haunted House con el uso apropiado de esta herramienta. 

Director de juego grabando algunos efectos sonoros para la próxima partida de Z-Corps
No sólo eso, obviamente también pueden utilizarse para grabar mensajes dramatizados por nosotros mismos o por algún amigo con ganas de ayudar. Mi novia fue la voz de una IA especialmente malévola y controladora (ejem, nada que ver con su encantador carácter real, por supuesto) en una partida de Eclipse Phase. Obviamente no la hacía venir a las partidas si no que grababa los mensajes que me interesaba para ciertas escenas concretas en mi IPad y después las utilizaba en el momento apropiado de la partida. Mis jugadores se ponían tensos sólo con escuchar aquella voz que surgía de mi tablet en los momentos más inesperados. 

Video. ¿Y por qué no? 

Igual que se puede utilizar la grabadora de sonido, ¿por qué no atreverse con el vídeo? Perdamos la vergüenza, aprovechemos a ese amigo con ínfulas de actor o a esa prima que está estudiando arte dramático. Un poco de atrezzo, la cámara sobre un trípode y a dejar volar la imaginación. 

La sensación que reciben los jugadores en una partida de Esoterroristas cuando les pones delante de un televisor y les pasas las instrucciones del Señor Verdad grabadas en vídeo es brutal. Puedes grabar un noticiario ficticio donde se relaten sucesos importantes de la trama de tu partida de La Mirada del Centinela. Como en todo, el límite está en tu imaginación porque no estamos hablando precisamente de tecnologías complicadas o de difícil acceso. 

Pequeñas aplicaciones. Cientos de posibilidades 

Las expuestas arriba sean quizás herramientas lo suficientemente flexibles para poder ser ampliamente utilizadas, pero existen otras muchas opciones que nos permiten dar pequeños toques de color a nuestras partidas. 

Hay aplicaciones gratuitas para tablet que simulan un escáner de retina o la toma de una huella digital y su comparación contra una base de datos. La cara que se le queda a un jugador cuando utilizas una de éstas por primera para que un guarda de seguridad compruebe si su personaje de CthulhuTech tiene acceso a cierto piso con un nivel de seguridad alto de un edificio gubernamental de la arcología suele valer un tesoro. 

Imágenes de una aplicación de iPad que simula un escáner de retina
¿Estás dirigiendo un thriller policiaco? ¿Y si el asesino en serie va enviando mensajes a lo largo de la aventura a uno de los investigadores por Whatsapp anunciando su próxima víctima y riéndose de los investigadores? Cada vez que suene el sonido de esta aplicación en susodicho móvil te prometo que el nerviosismo se disparará en toda la mesa, un efecto ideal para una partida de este estilo. 

En definitiva, las aplicaciones de las NNTT son numerosas, especialmente en partidas de ambientación actual o futurista. Intenta no verlas como algo secundario o incluso molesto. Analiza las posibilidades que te dan, piensa cómo podrías utilizarlas a favor de tu historia. 

Simplemente empezando a pensar en esta línea se te irán ocurriendo formas de dar colorido a tus partidas, de darles un toque nuevo e involucrar de formas más profundas a tus jugadores. 

Las NNTT pueden ser una herramienta más en tus partidas, un recurso tan válido para contar historias y captar la atención de los jugadores como otras técnicas más narrativas (inicios in media res, uso de flashbacks, etc). No abuses de ellas pues pueden perder su efectividad, pero como Director tenlas en cuenta a la hora de preparar tu próxima partida, bien empleadas pueden ser otro de esos elementos diferenciales que transforman una buena partida en una partida memorable.