01 marzo 2013

¿Como hago mis monstruos?



De nuevo ejerzo de anfitrión del Carrusel Bloguero de Juegos de Rol, y animo a todos los bloggers de la rolesfera a que piensen un tema y lo propongan, por que hay pocosanfitriones apuntados. El tema que yo propongo es: Mis monstruos. 


Propongo un tema abierto y que pueda interpretarse de muchas maneras. Podéis hablar de vuestros monstruos favoritos, monstruos que hayáis creado, como presentáis a los monstruos en las partidas, como los representáis, como convertirlos en personajes jugables, ¡incluso que autores son unos monstruos para vosotros! Dejad corred vuestra imaginación y ¡subiros al carrusel! 




¿Como hago mis monstruos? 

Últimamente, debido al sandbox que estamos jugando y como vamos creando en colaboración jugadores y director nuestro propio setting de campaña hemos decidido crear nuestros propios monstruos, y en calidad de que ejerzo de director de momento, me ha tocado a mí la responsabilidad de crear los primeros. 

Cuando empieces un proceso de creación de monstruo lo primero que debes tener muy claro, es que está todo inventado. Después de treinta años de diferentes bestiarios de diferentes juegos de rol es más probable que acudamos a una categoría conocida y le añadamos algo de nuestra propia cosecha. Las categorías más utilizadas son humanoides, animales antropomórficos (humanizados), gigantes (animales o humanoides), mezclas de animales, aunque puede haber otras más extrañas. Además de estas categorías también podemos dividirlos entre los que actuan en conjunto y los que actúan solos o en pequeños grupos (que suelen ser más grandes y fuertes).

Es posible acudir a un concepto y variarlo y hacerlo al gusto, pero personalmente prefiero crear un monstruo con un método diferente.

Lo primero en lo que me fijo es de que tipo quiero crearlo. Una raza o un monstruo solitario. Evidentemente esto marcará totalmente la creación.

El siguiente paso es fijarme en el entorno en el que quiero situarlo. Toda criatura tiene un hábitat y analizándolo, podemos deducir que tipo de criatura puede habitar en él, o que características debería tener.

El tercer paso que realizo es comentarlo con alguien. Se puede comentar con amigos o redes sociales, muchas mentes piensan mejor que una y cada idea ayuda, un brainstorming, aunque solo sea para perfilarlo más. Además si tienes contactos adecuados ¡se animan mucho!

Con todo ello, intento documentarme, para tratar de que pese a ser una criatura fantástica sea realista. Busco datos sobre los aspectos que más dudas me crean, o incluso consulto animales reales que puedan ser parecidos para es algunos casos descubrir peculiaridades que me inspiran aún más. La naturaleza real es muy sugerente y puede darnos muchas sorpresas.

Después trato de darle algunas peculiaridades, motivaciones, cultura (vestimentas, creencias, etc), aspecto, justificación (por que están allí, por que realizan alguna cosa como guardar tesoros, etc), y sobretodo darles alguna habilidades interesantes, sea en combate o en acciones que van a implicar a los pjs. Estas habilidades (que escupan veneno, cieguen a los contrincantes mediante tretas, etc.) son realmente interesantes para conseguir interacciones más satisfactorias y combates dinámicos que no se reduzcan a un simple intercambio de golpes.

Después les busco un nombre, aunque como el setting es compartido, no es necesario, en algunos casos prefiero que se lo pongan los jugadores después de haberse encontrado con ellos, ya que ellos representando a los habitantes del setting, le pondrán el nombre que encuentren más lógico.

El último paso es traducir todo ello en características.

Otro método que utilizo para crear mis monstruos es hacer una reinterpretación de un monstruo habitual. Como ejemplo, los trolls mitológicos son muy diversos, en los juegos de rol podemos encontrar trolls que se regeneran, que se convierten en piedra, que realizan magia, etc. Un buen ejercicio es coger una de esas criaturas y tratar de reinterpretarla desde tu propia perspectiva y puede llegar a ser tambien peculiar, desconocida de manera que los pjs también la temerán cuando se les aparezca al no saber exactamente que pueden o no hacer.