20 marzo 2013

Utilizando el calendario en los juegos de rol




Cuando como directores nos planteamos una trama para dirigir, cuando ya tenemos en mente el guión, posibles escenas, árbol de posibilidades etc. En ocasiones una pregunta puede mejorar o al menos dar un toque especial a la partida. Esa pregunta es...¿En que época del año está pasando esto? Por que depende de la época del año, podemos utilizar el calendario, y cuando hablo del calendario no me refiero a la metereología (que también le da toques interesantes a una partida) sino a festividades, costumbres, acontecimientos, etc.


El ejemplo perfecto lo tenemos en La Jungla de cristal. La historia de por si ya es interesante, pero esta al desarrollarse en nochebuena generar situaciones aún más interesantes  como:

Vinculación emocional: el protagonista (pj) tiene a su mujer como rehen

Situaciones que generen nuevos objetivos: A McClane los zapatos de vestir le molestan y le sorprende el secuestro del edificio Nakatomi Plaza descalzo, objetivo añadido a la trama general: encontrar unos zapatos de su número.

Circunstancias desfavorables: la policía está más relajada.

Aumento de posibilidades de interpretación: e incluso el protagonista utiliza un comentario navideño para crispar a los enemigos con el mensaje: Ahora tengo una ametralladora HO-HO-HO (risa papanoelesca). Esto además en algunos sistemas funcionaría como un intento de intimidar o conflicto mental (en FATE).



Los eventos festivos del calendario incluidos en una partida, pese a no ser el elemento principal pueden dar de si tanto como en la película comentada, y aún más:

Pueden provocar aún más estrés a los pjs: imaginad que uno de los pjs en Nochebuena va a volver a ver a su hija que vive en otro país y tiene que irla a buscar al aeropuerto, o tiene que asistir a la cena familiar por que está en riesgo de divorcio, pero esa noche hay alguna amenaza para el mundo o misterio por resolver.

Provocar situaciones que podemos abordar de formas diferentes a las habituales: Hay muchas festividades donde el hecho de disfrazarse puede ser un factor a favor o en contra de los jugadores, situaciones de vigilancia, seguimiento, emboscadas pueden ser planificadas de forma diferente a la habitual. Y fiestas de taparse la cara no faltan: Navidad (papa noeles), Carnaval, Halloween, o la Semana Santa. Cabe decir que en Sicilia los Nazarenos enseñan la cara por que los asesinos de la mafia utilizaban las procesiones de Semana Santa para acercarse vestido de nazareno a sus objetivos.
 
Provocar circunstancias extrañas: Una mascletà, o fuegos artificiales del 4 de Julio podrían enmascarar algunos disparos, evitar que la policía apareciera rápido.

Incluir multitudes: Muchas festividades tienden a concentrar mucha gente en el mismo lugar (y por tanto que haya menos en otros). Algunas escenas se pod´rian modificar a nuestra conveniencia gracias a eso. Por ejemplo un Fin de Año en Times Square o la Puerta del Sol, donde se realice un intercambio de rehenes...



Competiciones: En muchas festividades se realizan competiciones y ganarla podría influir de alguna manera en la partida, sea irritando al villano, o consiguiendo más influencia entre la gente del pueblo. Existen multitud de competiciones festivas, desde la inglesa de tirar el queso por la ladera de la colina, hasta perseguir tocinos enjabonados, pasando por los deportes tradicionales vascos o escoceses...




Escasez o indisponibilidad: Las bibliotecas y tiendas cierran los domingos, por ejemplo y no digamos por Navidad...

Que la celebración sea el objetivo de la aventura: Y con eso no me refiero a que se haya de salar la Navidad, pero la desaparición de algún objeto, imagen o sacerdote puede poner en peligro una celebración y las consecuencias de no celebrarla puedan ser fatales para la institución encargada, o sus responsables, los gobernantes o para la reputación del cuerpo de seguridad... 

Si queremos conocer más eventos festivos del mundo no debería ser difícil de encontrar por internet, y si jugamos en otras épocas también se podría hacer alguna búsqueda (si alguno de los lectores de la entrada conoce alguna web sobre ello, puede dejarlo en comentarios, claro). El blog de Arcana Mundi por ejemplo está realizando una magnífica serie de entradas desglosando el calendario religioso romano que puede ser muy útil. Estos eventos en aventuras en otras épocas además de dar color a la aventura, ayudan a transmitir la ambientación.

En mundos de fantasía, también sirve para ambientar a los jugadores y darles a conocer más trasfondo, y también debería servir para lo indicado anteriormente. Un clérigo o paladín deberían estar en un lugar en una fecha concreta,  no podrían comer caza durante una época del año (como la Cuaresma), o incluso realizar nada (el Sabath para los judíos)... las posibilidades son inmensas, claro que es más difícil encontrar estas tradiciones... por que a menudo ni las han inventado, o son sociedad diferentes, por ejemplo medievales politeístas. En ese caso lo mejor es inventar una festividad que nos convenga para la mejorar la narración, aunque también podemos adaptar las tradiciones que conocemos, actuales, antiguas, locales o lejanas.