04 julio 2013

Concretando un sandbox VIV: Dotando al sandbox de peculiaridad II


Después de una primera entrada sobre peculiaridad, quizás poco acertada por los comentarios que recibí, continuo. Todo el proceso creativo que vamos realizando tratamos de encararlo de nuevo, empezando por el principio. Es decir, nos planteamos las bases de todo e intentamos que tenga lógica a la vez que originalidad (originalidad para nosotros, que quiere decir muchas veces desconocimiento de algo que ha creado otra persona...). El ejemplo más claro creo que es el del bestiario del sandbox/setting. Sabemos que crear un nuevo bestiario es mucho trabajo, máxime cuando hay tantos bestiarios publicados, pero queremos introducir nuevos monstruos, lógicos dentro de los fantástico, con ecologías claras y coherentes y aprovechar que en muchas ocasiones los jugadores los desconozcan total o parcialmente los jugadores también tiene sus propias ventajas. Cuando me refiero a bestiario también me refiero a enemigos humanos o humanoides. 


Crear toda una serie de enemigos peculiares también tiene sus ventajas, implica que los jugadores se han de enfrentar a una criatura que desconocen, y pueden llegar a cometer errores que les pueden llevar a desastre. La conciencia de este desconocimiento, les ha de llevar a mostrarse cautos ante un nuevo enemigo hasta evaluar sus capacidades y de esta manera los comportamientos de los jugadores en combate me parece que pueden resultar más interesantes al menos la primera vez que se enfrenten a ellos. En pocas palabras, que los jugadores sientan el miedo a lo desconocido.


Ya comenté en el post anterior que nuestro deseo también es alejarnos de culturas arquetípicas tanto históricas como de otros settings de fantasia conocidos. Inventar culturas nuevas y irlas desarollando poco a poco. 


Otro punto de peculiaridad hemos querido que sean las enfermedades. Siendo un setting medieval y pese a la magia sanadora, queremos incluir el elemento de miedo ante enfermedades terribles como fueron en nuestra Edad Media la peste o la lepra. La enfermedad ha de dar miedo, y por ello hay que incluir algunas terribles que haga a los jugadores pensárselo dos veces antes de entrar en según que lugares, y a la vez queremos que sean exóticas y curiosas. 



Así a modo de ejemplo os acompaño os creaciones para nuestro sandbox/setting: Una bestia, el Demonio e la poza y una enfermedad, la muerte verde (las características son para FATE). 


DEMONIO DE LA POZA:


Animal del tamaño de un oso grande, con pelaje oscuro, una especie de pico de pato provisto de afilados dientes, y un penacho de plumas coronando su cabeza. Al final de sus extremidades tienen unas patas palmeadas con garras largas y afiladas y en el caso de los machos de un espolón venenoso, que ataca al sistema nervioso provocando un gran edema en la zona afectada y dolores que no pueden ser calmados por ninguna substancia conocida. Sus efectos pueden llegar fácilmente a causar la muerte en humanos se conocen casos de hasta caballos muertos por la picada del espolón.

La dieta de los demonios de la poza es omnívora aunque prefieren la carne. Son capaces de salir de los pozos de brea para consumir frutos, raíces y corteza de árbol, aunque su principal comida son mamíferos que se acercan demasiado a los pozos de brea.

Su hábitat son los pozos de brea por donde se mueven de manera sigilosa buceando en ellos buscando presas, impulsándose mediante sus patas palmeadas y su cola ancha y aplanada.

Los demonios de la poza tienen un sentido especial llamado electrorecepción, sienten las descargas electricas que generan los músculos de otros animales al moverse. Este sentido les genera una sensación muy molesta e irritante ante la magia y los individuos sincronizados con ella. Los demonios de la poza atacarán preferentemente a los individuos capaces de generar magia, con el único objetivo de matarlos y así calmar sus sentidos y siempre atacaran al último que haya utilizado la magia y nunca huyen antes de acabar con los individuos sincronizados con la magia.

Los demonios de la poza suelen utilizar la brea en combate arrojándola a sus presas para cegarlas y aprovechar la confusión posterior para realizar su ataque.

Su existencia es puesta en duda por muchos, incluso en presencia de un cadáver de demonio de la poza, ya que suelen pensar que se trata de bromas de campesinos que cosen un pico de pato a un oso. Se le conocen otros nombres como oso de la brea u oso picudo. 



La ilustración es de Ferran Hellar

MUERTE VERDE:

Nombre: Muerte Verde (+1 inicial)
Contagio: Contacto, Respirado (solo en otoño). Periodo: Semanal
Consecuencias: Deshidratación, afloramiento del musgo en la piel.
La Muerte verde es una enfermedad producida por un hongo parásito que germina en la piel humana y hunde sus raíces en los vasos sanguíneos. El contagio se produce por tocar o respirar esporas del hongo. El hongo se va reproduciendo por dentro de los vasos sanguíneos y cogiendo más fuerza cada vez que se falla una tirada de Resistencia. Es decir si se falla la primera tirada el jugador se convierte en portador, y a la semana siguiente la enfermedad es +2, si se falla la siguiente tirada la enfermedad aumenta a +3. Si se empata la tirada se mantiene y si se supera, la enfermedad baja.
El hongo se manifiesta como un musgo herbáceo que crece encima de la piel convirtiéndose el infectado en una maceta viviente. El infectado se siente siempre sediento debido al agua que consume el musgo y paradójicamente la única manera de matarlo es dejar de beber, lo que mataría a su vez al enfermo. Con el tiempo el hongo se extiendo por toda la piel, florece y lanza esporas, hasta que llega un momento en que consume más agua de la que el enfermo puede beber y muere. Arrancar el musgo produce daño en el cuerpo del paciente y horribles heridas que pueden infectarse, y el musgo vuelve a crecer en breve.
Los Trolls suelen ser portadores de la enfermedad aunque no sufren sus efectos adversos, y es usual que la transmitan a aquellos que luchan con ellos si reciben contacto directo.

Índice