23 febrero 2015

Exertas: Pifias y golpes de suerte


Una de las modificaciones al sistema de FATE básico que he decidido implementar es incluir pifias y golpes de suerte. Los golpes de suerte son los críticos de toda la vida, pero como FATE llama éxito crítico a conseguir un resultado exitoso por más de tres avances, he decidido llamarlos golpes de suerte, a falta de un mejor nombre. 


FATE es un sistema planteado de modo de que si un personaje sabe hacer alguna cosa es fácil que lo logre. La probabilidad de los resultados en tirada de los dados sigue la campana de gauss, de manera que si eres Bueno (+2) en hacer algo y te enfrentas a una dificultad Buena (+2) lo más probable es que lo consigas. Si lo que quieres hacer es Enorme (+4) lo más probable es que acabes utilizando un Aspecto y gastando un Punto de Destino. 



Los resultados en FATE permiten que el personaje convierta un fracaso en un éxito con coste. Es una buena dinámica que permite que acciones sin carga dramática no se conviertan en un problema a la hora de jugar. El típico ejemplo es la escalada de un acantilado, en caso de fallar no se mata el PJ, pero pierde el equipo por que se le rompe la mochila, o llega magullado, etc. Hasta aquí bien. 


El problema para mi viene en el momento en que un personaje tiene un valor elevado. El resultado peor es –4 y si hubiera conseguido el máximo de habilidad Legendario (+8) significaría que siempre realizaría sin esfuerzo cualquier tarea Enorme (+4), y eso a mí no me gusta. Y si además tiene un Punto de Destino incluso puede realizar casi sin esfuerzo todo lo que sea inferior a Fantástico (+6). Pero es que la gente, incluso los mejores, cometemos errores. Quizás forma parte de nuestra mochila de jugadores veteranos, pero creímos que quizás un poquito más de granulidad no le iría mal al sistema, aunqque solo fuera para darle más emoción. 


Por otro lado considero, y mi mesa de juego estuvo de acuerdo que los críticos y pifias además del resultado consiguen en muchos casos que la partida tenga un giro inesperado, para bien o para mal, que la hace más divertida e interesante. Un ejemplo claro lo podéis ver en mi último post de Dentro del Sandbox , donde hago un Actual Play e una partida de Exertas. Un PJ que solo quería correr y avanzar mucho en un intercambio acabó, tras una pifia, en el fondo de un foso y además se le tiraron encima dos alzados. Una situación dramática de primer orden que ha mejorado la historia de todas, todas. 



Para implementar esas Pifias y Golpes de Suerte decidimos que un resultado de +4 en la tirada provoca un efecto Legendario (+8) y un resultado de –4 en la tirada provoca un efecto Terrible (-2). 



En caso de pifia no se puede utilizar Puntos de Destino para repetir un –4 o sumar +2.



Con los golpes de suerte si se puede utilizar Puntos de Destino para aumentar aún más el resultado. 



La probabilidad de conseguir una de las dos tiradas es de 1/81 (un 1,23%) lo que provoca que no sea algo tampoco demasiado cotidiano. (Excepto en el caso de mi colega Deivid que es un gafe de mucho cuidado y sacó dos pifias seguidas, o de “Ganso” que es un mago de los dados... menos de los dados fudge) 

Esta mecánica no se puede aplicar en todas las situaciones del juego. Por ejemplo, no puede ser que una persona sin Recursos pueda comprarse algo de valor Legendario. Pero funciona en muchos otros aspectos. Por ejemplo, cometer un error en una lucha te genera un golpe brutal que acrecenta la mortalidad de FATE, algo que también nos parece apropiado dado el tono de Exertas. 



Una idea que estoy sopesando es que en caso de combate se pueda elegir entre recibir el golpe o que el arma se rompa o asuma una consecuencia. De esta manera conseguiría que el sistema exigiera el mantenimiento tanto de armas como armaduras. Aunque eso alargaría algo el combate. ¿Qué os parece?