17 agosto 2011

La edad avanzada en los juegos de rol



La edad avanzada es un tema que nunca se ha planteado demasiado bien en los juegos de rol, normalmente se limita a unas reglas bastante cortas sobre envejecimiento pero poco más, pero como muchos otros aspectos, puede ser muy interesante e incluso divertido si es bien planteado. Si reflexionamos un poco, no es necesario ser joven y estar en un momento esplendoroso de la vida para ser un gran personaje: está Obi Wan, Rooster Cogburn (valor de ley), Thorin Escudo de Roble (el hobbit), Flint Fireforge (dragonlance), Sir Barristan Selmy (Canción de hielo y fuego), entre otros...
El rol tiene un recorrido corto en general y más en España, es una afición a la que mucha gente se aficiona de joven y muchos la abandonan por obligaciones, familiares, laborales etc. más tarde, y los pioneros en este país rondan como mucho los cincuenta años, a mí me da la impresión que el grueso de jugadores debe rondar entre treinta y cuarenta años, y de alguna manera me da la impresión que los jugadores tienen a utilizar personajes con edad parecida a la suya o equivalente en ambientaciones con esperanzas de vida más bajas que la actual. Esto ayuda a que no se aborde la edad avanzada en el rol de una manera más profunda.

El hecho de que la mayoría de partidas sean bastante cortas en tiempo de juego tampoco hace que nos tomemos demasiado en serio el tema del envejecimiento.



La edad avanzada es tratada muy de pasada por la mayoría de juegos, algunos, ni la tocan, como un inconveniente que te hacer mermar las características normalmente. Solo en La llamada de Cthulhu y en Pendragón (que yo recuerde) dan una respuesta. En el primer caso los años te otorgan puntos gratuitos en la característica Educación y en una ficha nueva te dan más porcentaje en habilidades, en el segundo caso el hecho de que entre partida y partida pase un año hace que los personajes envejezcan pero da la oportunidad de seguir con sus descendientes.




Otro de los aspectos que no ayudan a que interpretemos a personajes mayores es la regla no escrita de que todos los personajes deben empezar con un nivel parecido ¿por qué? ¿No estaría bien empezar una partida con un joven al que acompaña un veterano maestro de armas? A mí me parece un personaje muy interesante para jugar. Claro que si quieres llevarlo y es del mismo nivel que su joven aprendiz no tiene ningún sentido. A veces puede darse esta situación, si algún pj muere, y se hace otro personaje, pero pocas. Una alternativa puede ser mediante los sistemas de creación de personajes que incorporan defectos a base de puntos. A maestro de armas le podríamos dar curación natural más lenta, penalizaciones por dormir poco, comer y beber en exceso, que se cansara antes etc. a cambio de que pudiera conseguir muchos puntos en habilidades, pero pese a eso aun me parece injusto. Personalmente como director trataría de que la campaña contemplara mucho el paso del tiempo (al estilo del Pendragón, o por otras causas, caminos cortados en invierno, curaciones naturales realistas que les hagan descansar tiempo entre lucha y lucha etc.) para que le afectaran las reglas de envejecimiento, pero le dejaría empezar con bastantes más nivel que los nuevos aventureros, ya que su línea de progresión no será igual.




Además las relaciones que se pueden dar entre personajes de diferente edad como por ejemplo en nuestro ejemplo, una relación maestro-alumno que se establecería entre dos de los jugadores, resulta de lo más interesante para las dos partes, tanto a nivel de interpretación como a nivel de los beneficios que puede aportar e incluso a la hora de divertirse. 

Hay muchos más personajes interesantes de edad avanzada para llevar: un viejo mago sabio y poderoso que se canse muy rápido, profesores de universidad con muchos conocimientos, un gran científico con problemas de memoria, un experto en demoliciones con artritis, etc. por no hablar de manías, malhumores y muchas otras cosas.



¿Y que me decís de una secuela muchos años más tarde al más puro estilo de los mosqueteros 20 años después? En una campaña siempre queda algún cabo suelto que puede servir de gancho y si no siempre podemos hacer que un pj este en problemas, o su hijo, o algo así. Como master puedes coger a los personajes que hayan acabado una campaña memorable y volverlos a reunir mucho tiempo más tarde, los jóvenes y poderosos guerreros de entonces ahora deben volver al camino de nuevo con sus achaques, sobrepesos, u otros problemas de salud, pero ¡siguen siendo peligrosos! Imaginate empezando la partida con el recuentro de los dos primeros y luego vayan en busca del resto sin saber que les ha pasado, ¡puede ser genial!
Una manera de representar esos años y su efecto en esos personajes es dejar que ellos mismos se apliquen las reglas de envejecimiento pero además decidan otras: mi personaje se acomodó y ahora está gordo así que ha perdido más destreza por ejemplo, pero no se acaba ahí. En ese periodo de tiempo les pueden haber pasado la mar de cosas (Aramis, el mosquetero mujeriego por ejemplo abrazó la religión...), de mutuo acuerdo se podría hacer una tabla de sucesos: se arruinó y vive en la más absoluta pobreza,  decidió abrazar la fe, fue ascendido y vive muy acomodado, tuvo un accidente, ha conseguido muchos contactos, tiene una mujer/hombre que le domina, descubrió una pasión por leer o navegar, contrajo una grave enfermedad y está muy debilitado...
También se podría hacer que en una sesión explicaran que trataban de hacer cada año y mediante tiradas y habilidades además de suerte determinar  consecuencias: si montó una empresa como le fue, que habilidades nuevas ha aprendido etc.

¿Y los viejos enemigos? Con los que no acabaron pueden ser los responsables de que se reúnan de nuevo, o que se los encuentren de nuevo, estén arrepentidos y deseosos de expiar sus pecados, o que los pjs necesiten la ayuda de alguno y se la niegue...

Haceros una idea que sería un poco como en juego de Tronos Eddar Stark y Robert Baratheon. Tus pjs contando batallitas una y otra vez de la campaña anterior...



Como veis la edad avanzada también puede ser divertida e interesante en los juegos de rol