13 septiembre 2011

Asesinos



Aprovechando el RPG Blog carnaval de septiembre me apetece hablar de los asesinos como personajes.
La verdad es que es un personaje de lo más atractivo para algunos, todos pensamos en ninjas, hassasins u otro tipo de personajes letales y glamurosos, pero ¿los afrontamos desde una perspectiva correcta?

Para empezar cualquier tipo de asesino profesional ha de partir de unas premisas concretas: O se le ha educado a no respetar la vida humana o le están ofreciendo una oferta que no puede rechazar (en el caso de los hassasin) simplemente tiene un desorden psicológico grave, es un fanático o una combinación de estas.  

Cualquiera de estos aspectos debería estar totalmente integrado en el historial del personaje y acompañarle en la interpretación.  El primer caso sería algo parecido a los niños de la guerra, sin conciencia de muerte ya son educados para matar, lo viven como algo normal y por tanto no les importa dedicarse a esto como quien planta coles (y acaba derivando en un desorden psicológico…), evidentemente este trauma infantil ha de generar una personalidad poco tolerante a la frustración y con mucha tendencia la violencia que solo un entrenamiento muy riguroso podría llegar a canalizar para poder actuar de la manera metódica y aguda que un asesino profesional necesita. 

El segundo caso, la oferta que no puede rechazar puede ser de cualquier índole, en el caso de los Hassasins, el mito dice que los privaban de los placeres a los que les tenían acostumbrados para que hicieran cualquier cosa por volver. De una manera u otra esto tienen que afectar a estos profesionales, en primer lugar su ansiedad y desesperación por volver, su desprecio al mundo rutinario y una gran melancolía, y eso les daría un perfil  parecido a un terrorista suicida actual, que matará con desesperación aunque la huida no esté garantizada.

El tercer caso corresponde a una persona con una patología. Estas personas muestran una falta total de empatía con las demás y no les afecta la muerte de los demás (os animo a mirar la serie Dexter para entenderlo mejor). No entienden las emociones humanas y como no las entienden suelen destacar por actuaciones fuera de la lógica mental de una persona mentalmente sana, por ejemplo: el que le ha vendido las armas le supone un inconveniente, así que lo mata ya que es la solución más fácil y efectiva y no contempla la posibilidad de un buen soborno, un disfraz o una amenaza.  Un jugador debería actuar de forma errática ante ciertos estímulos, como la muerte de un personaje, un niño enfermo etc. A menos que estuviera realmente entrenado  y pese a ello siempre habría situaciones en que se delataría por sus actos o por que el resto de personas pudieran intuir que no es sincero en sus manifestaciones.

Un fanático también puede llegar a ser un asesino, en este caso nos enfrentaríamos a una persona que cree en algo superior a él, está dispuesta a hacer hasta el mayor sacrificio si cabe por una causa, morir. Una persona así siempre será inflexible ante la más mínima critica o desprecio hacia lo que cree, llegando a extremos si es necesario. Solo un verdadero entrenamiento le permitirían llegar a controlar sus impulsos.

Otro aspecto a tener en cuenta es que uno no se convierte en asesino realmente hasta tener una gran habilidad, y para ello hay que entrenarse y mucho, y evidentemente dentro de un grupo de personas que forman el grupo de aventureros no es el lugar más adecuado, y una ficha acabada de realizar con digamos bajo nivel nunca podrá considerarse asesino, en todo caso alguien que tiene esa meta, y por tanto el jugador debe plantearse ¿Por qué quiere dedicar su vida a acabar con la de otros? Claro que para eso hay que tener en cuenta que nadie se considera malo a él mismo (o va con el malo de las pelis). Si alguien aspirara a ser asesino, lo primero que haría sería no decirlo en demasiadas ocasiones, decir que se dedica a otra cosa, estudiar o entrenar ciertas disciplinas en secreto etc. A menos que encontrara a alguien que le ayudara…

Otra cosa es que un verdadero asesino es muy consciente que NADIE debe saber a qué se dedica él, a menos que fuera un compañero de profesión con el que se obliga a trabajar por alguna razón, de lo contrario resulta perjudicial para su trabajo  y para su supervivencia. Eso quiere decir que dentro de un grupo de aventureros siempre tratará de ocultarlo, a menos que sean todos asesinos.  Por tanto un asesino en un grupo de aventureros siempre debería tener un objetivo oculto y mantener una muy buena mascarada, que como director de juego yo extendería hasta a los jugadores. Hay que recordar que a un asesino no le interesa la notoriedad ni que le conozcan, aparte de círculos muy reducidos y siempre por su reputación y resultados nunca por su físico.

Con todo esto y más cosas que se os ocurrirían a vosotros, el concepto de personaje con profesión asesino en los juegos de rol, adquiere otra dimensión totalmente diferente a la clásica, y según mi opinión muy interesante desde el punto de vista interpretativo, resulta todo un reto ¿no creéis?

El siguiente post tratará sobre como encajar a un pj asesino en una partida.

Otros artículos del RPG Blog Carnival: Asesinos

Detrás de la pantalla

El hacedor de dados

La choza del friki

Quemando cromo

12 comentarios:

  1. Hola!

    Desde este punto de vista... un asesino sería un personaje de interpretación harta complicada para una mesa de juego, porque un jugador debería engañar, mentir y en casos extremos matar a sus compañeros. Si la mesa está acostumbrada a la competición entre ellos, pues es perfecto. Pero si no es así, puede ser problemático.

    Una forma de solucionar esto sería interpretar a un asesino renegado con clara y abierta intención de arrepentimiento por el daño creado... o meterlo dentro del grupo como una herramienta, como ocurre el el Dark Heresy por ejemplo.

    Por ello, tal como lo planteas, lo veo más como pnj. Pero he de coincidir con lo último en cualquier caso, es todo un reto.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Es que Tremandur.... estamos hablando de un sociopata! por definición no esta bien en ningún grupo! Tienes razón en el sentido que el encaje dentro de un grupo debería cuidarse.... si se me ocurre algo ya lo edito.

    ResponderEliminar
  3. Es como muchas otras cosas: clases, ambientaciones, poderes, credos, etc que existen en el mundo del rol que son injugables y sólo están puestos para personajes malvados (archienemigos o enemigos a secas de los jugadores). Siempre hay un momento en la mayoría de grupos en que los jugadores quieren llevar personajes malvados, pero como se interpreta o puede interpretarse un grupo de pjs malignos que no se maten entre ellos o un dios del asesinato o de la muerte, eso es injugable. Y como dice @Tremandur si es como renegado o arrepentimiento no está mal, no nos dejemos llevar por la informaciñón y recordemos que hay quien se cura lo suficiente para seguir viviendo en este mundo tras estos problemas como el de los niños soldado.

    ResponderEliminar
  4. Si, son psicópatas o personas adiestradas en un credo como bien apuntas. En el trasfondo y ambientación de Dark Heresy (Warhammer 40.000) un pandillero puede llegar a ser un asesino si entra dentro de un Culto de la Muerte o huérfanos del Schola Progenium son reclutados desde muy pequeños para ser asesinos del Oficio Asesinarum. En ambos casos los une una cosa y es la férrea disciplina impuesta desde el punto de vista religioso del Dios-Emperador... vamos, lo mismo que la Secta de los Asesinos.
    Solo desde esta premisa se puede llevar un asesino como personaje dentro de un grupo de Acólitos. Y aún así, se les "puede ir la mano" en alguna misión... pero un Sello Inquisitorial tiene mucho poder

    ResponderEliminar
  5. El tema da más de lo que parece en un principio.

    @Haco, no creo que sea injugable un asesino, pero si necesita premisas muy concretas y una creación del personaje muy elaborada, y me reafirmo que es todo un reto interpretativo. Quizás haya otras profesiones en algunos juegos que cuesten muchísimo de jugar... la verdad tampoco me he parado a pensarlas como no me habia parado a pensar en la profesión de asesino, a la cual creo que he despojado de todo su glamour en esta entrada...
    En todo caso como el tema da para más ya está escrita una segunda entrega que saldrá pasado en el blog, gracias a vosotros que realizáis las preguntas adecuadas...

    ResponderEliminar
  6. En mi opinión, lo que dice Haco es más estereotipos que otra cosa. Una criatura maligna que sea inteligente, no va a estar dando el cante en todos lados, eso es ser un necio.
    Un asesino no tiene porqué ser difícil de interpretar, simplemente hay que ser astuto.

    ResponderEliminar
  7. El problema @el Osgo, no es que san o no astutos, es que una persona que decide dedicar su vida a matar a otras personas es un personaje extremo con muchas caracteristicas de personalidad muy complejas, con reacciones fuera de lo normal que no son faciles de reproducir. Según mi punto de3 vista.

    ResponderEliminar
  8. Estamos hablando siempre desde el punto de vista puramente trasfondistico, por que perfectamente te haces un asesino en cualquier juego de corte epico-fantastico y santas pascuas, ahora entiendo perfectamente tu exponencia y si, si somos "realistas" un asesino tiene que ser muy bien interpretado para entrar en un grupo de jugadores, incluso en el ipotetico e interesante caso de que todos fueran asesinos.

    Gran articulo.

    ResponderEliminar
  9. Claro que no es injugable Athal, pero sólo servirá para una partida, una vez el grupo sabe de que pie calzas es probable o que te vigile de cerca o intente deshacerse de ti o si ya ha eliminado un grupo, no creo que los demás quieran seguir jugando con ese personaje.
    @El_Osgo si que eran esterotipos, pero llevar personajes malvados o tragas mucho o te comes el orguyo o cada vez que te llevan la contraria esperarás a que te den la espalda para hacerles un bonito trabajo de corsetería, ya se que los malvados no van todo el día dando la nota, pero piensa en la sociedad de los drow y como se interpretaría en un grupo todos callados haciendo caso de lo que diga el líder, diga lo que diga o acabar a cuchilladas unos con otros...

    ResponderEliminar
  10. Gran artículo!La verdad es que llevar un asesino hasta sus últimas consecuencias en una mesa de rol puede ser un reto realmente interesante. Más allá del tema de segar una vida (¡figuradamente!), me refiero a la psicología que planteas en el artículo, son personajes complejos que merece la pena desarrollar y disfrutar.

    De todas maneras, en cuanto al tema de la ocultación, eso depende de los remilgos que tenga el grupo, más concretamente en el que yo me muevo, decir que llevas un asesino es casi un sinónimo de "aventurero".Que le vas a hacer, somos muy de ajuntar gentes extrañas cuando salimos de aventuras.xDD

    PD: Por cierto, también me he animado con el proyectillo Carnival, en mi caso con una pequeña pincelada de trasfondo. Estaré encantado de recibirte por la Choza si lo estimas conveniente.xD

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  11. Pues, fíjate, que siempre he visto el asesino como un tipo de personaje cómo de jugar. La diferencia entre el sicario y el guardia, entre matar por dinero y matar en nombre de la ley es pequeña.
    Sin embargo, el grupo habitual de aventureros "buenos" en un juego de fantasía medieval... Eso si que es un reto: un clérigo o un paladín, en muchos de estos juegos, es un monje guerrero tipo caballeros templarios. Y el estado habitual es con sangre hasta las rodillas, estampando un crío infiel (musulmán, goblin) contra la pared tras haber pasado a cuchillo la guarnición.

    ResponderEliminar
  12. @Cubano: no te falta razón. A menudo me planteo personajes de ese calado Y entrando en modo ironia: aun estoy esperando al grupo de aventureros que cuando ve a unos orcos evite el combate o trate de limar sus diferencias con ellos hablando :P

    ResponderEliminar