13 diciembre 2010

Tripulaciones o grupos de pnjs




En diferentes juegos los personajes pueden acabar necesitando contratar o unirse a un grupo de personas para que sirvan a sus intereses, sea como tripulación de barco, mercenarios, un batallón, etc. Los masters, con toda la buena fe del mundo, acaban realizando todas las fichas de pnj, inventándose todos los nombres y tratando de diseñar a todos esos pnjs sin que al final el esfuerzo valga la pena debido a muchas causas. Una es que la memoria es limitada y acabas siempre acordándote solo de uno (normalmente el primero que creaste o el que te gustó más), lo siguiente es que se hace difícil interpretar a tres personajes seguidos tu solo. Así que finalmente tu primorosa tripulación/grupo/escuadrón pasa desapercibido totalmente.


Sin demasiada intención he encontrado una manera de personalizar ese grupo de pnjs que quizás os pueda interesar.

De buenas a primeras mis pjs contrataron un grupo de 100 personas para realizar una expedición por el Amazonas. Evidentemente en esos grupos había diversos cargos y tareas. En un momento dado uno de los pjs decidió separarse del grupo llevándose a algunos hombres con él. Para evitar que jugara él solo, decidí asignar a otros jugadores esos pnjs. En un momento tenían nombres, origen y hasta pequeños rasgos de personalidad, y lo mejor de todo, una impresión indeleble en la memoria de todos los que estábamos en la mesa. En base a esas correrías, y poco a poco mis pjs van definiendo poco a poco a esos pnjs e integrándolos en el dramatis personae (lista de personajes) de la partida. Les añaden rasgos de personalidad, o físicos cada vez que deben cogerlos de nuevo.

La experiencia fue tan buena que seguí repartiendo pnjs cada vez que se separaban, y de esta manera se va ampliando el número de pnjs no anónimos que pertenecen al grupo que acompaña a los pjs. Trato de que el primer pj que se ha encargado de ese pnj sea quien lo lleve de forma preferencial, teniendo así dos fichas de juego: la de su personaje y la del pnj (esta más sencilla). Y poco a poco mis propios pjs y yo vamos ampliando el mundo y matizando a esos pnjs, que dejan de ser meros figurantes a ser “actores secundarios”

Un aspecto positivo también es que los jugadores deben de reflejar los dos registros de personaje (el principal PJ y el pnj), haciendo un esfuerzo claro por diferenciarlos, favoreciendo la interpretación.

Otro aspecto positivo es que los pnjs acaban conociendo las habilidades de cada pnj pudiendo pedir ayuda a la persona correcta en el momento oportuno.

Otro aspecto a considerar es que estos pnjs les permiten jugar siempre que el grupo debe dividirse por alguna razón,  consiguiendo que la experiencia sea mejor.

Evidentemente que ahora ya les doy el pnj creado con nombre y habilidades a mis jugadores pese a que la primera vez  ni eso.



Mis próximas intenciones son que los pjs se encarguen de gestionar la mejora de habilidades de los pnjs como si fuera su segunda ficha.