07 junio 2012

El señor de la guerra (1965)



Una buena manera de inspirarse y conseguir ideas para una partida o para alguna escena, además de divertirte,  es consumir cultura sea en libros, comics, videojuegos, películas etc.  Como soy consciente de ello, como muchos de vosotros practico esto, y he de añadir que muchas veces trato de diversificar mi consumo y regreso a clásicos desconocidos para mi generación  y las generaciones posteriores, con la esperanza de encontrar material que utilizar en mis partidas.

Hoy si me permitís me gustaría comentaros una película que me ha llamado la atención, más que nada por qué no es actual y puede que no sepáis de ella en mucho tiempo si no es por esta entrada. Me permitiréis comentárosla, tratando de evitar spoilers y os recomiendo verla tanto si sois jugadores habituales como directores.


El Señor de la Guerra (enlace filmaffinity) es una película de 1965 protagonizada por Charlton Heston y dirigida por Franklin J. Schaffner, director de otros clásicos como “Patton” o “Los niños del Brasil” o “El planeta de los Simios”, vamos, que no es un director cualquiera.

La película narra la toma de posesión y vicisitudes que ocurren durante el siglo XI en un feudo por parte de un caballero normando.  El feudo en cuestión es una zona pantanosa costera, que se ve acosada de manera regular por los frisios, y el caballero toma posesión de el con la obligación de protegerlo de los saqueos frisios. Los acontecimientos que narran en la película se precipitan en el asedio a la torre que cobija el señor. Si, una torre, ni castillo ni ciudadela, ni ciudad, una simple torre, y sin embargo resulta de lo más interesante y está muy bien justificado, y el argumento es razonablemente adaptable a una partida.

Lo que realmente llama la atención de la película es la seriedad con la que trata la edad media en muchos aspectos. Al ser una  película de 1965, el film evita las exageraciones que se dan en las escenas de lucha o asedios actuales, un aspecto, que personalmente agradezco.  


Resulta muy interesante el asedio a la torre y como tratan los frisios de tomarla. Para poder acceder a ella deben neutralizar un puente levadizo, y utilizan diversos métodos para tratar de introducirse en ella: un ariete, quemar la puerta y una torre de asedio (quizás esto último resulta exagerado). Todo este asedio se muestra de una forma muy veraz e interesante, utilizando muchas técnicas realistas poco vistas en el cine actual, y que pueden darnos muy buenas ideas para utilizarlos en el marco de una partida de carácter medieval o medieval fantástico desde una perspectiva realista.

Otro de los aspectos que resultan realmente interesantes de la película, es el tratamiento del campesinado. Estos no están completamente cristianizados como los señores feudales y mantienen sus propias creencias ancestrales vistas como supersticiones paganas por los caballeros, y provocando un choque cultural conflictivo interesante, que incluso podría explotarse más.


Las interpretaciones de los protagonistas deben enmarcarse en el estilo cinematográfico de la época, muy diferente al nuestro, pero resultan correctas, y las coreografías de lucha también (de hecho a mí me gustan mucho más las coreografías clásicas que las modernas demasiado influenciadas por el estilo oriental).

En fin, que os recomiendo su visionado si no lo habéis hecho ya.