07 noviembre 2012

Concretando un sandbox (parte VI)



Con una buena serie de localizaciones vinculadas a personajes, tramas, y ganchos de aventura, el siguiente paso que di para seguir concretando el sandbox fue introducir un mapa local que consiguieron los jugadores en la primera aventura en la que se involucraron.
Empecé por pasar a photoshop el mapa global del que partimos en la creación del setting de la primera sesión. Mi idea era tener un gran mapa que pudiera ampliar y se vieran con detalle las localizaciones más pequeñas. El primer paso, una vez introducidas las líneas maestras, fue buscar recursos para poder hacerlo. En esta página se pueden encontrar multitud de recursos para hacerlo, sobretodo pinceles de photoshop para ahorrarme de dibujarlo todo a “mano alzada”. El siguiente paso fue buscar inspiración en diversos mapas publicados, debo reconocer que me encanta el clásico de los manuales de I.C.E. para la Tierra Media, pero el que me gustó más para tratar de imitarlo fue elque realizó Jose María “Trazo” para la Marca del Este.

Una vez empecé a introducir los accidentes geográficos decididos por todos los jugadores, observé ciertas  incongruencias, que debían ser subsanadas para dar mayor coherencia al setting, así que tras comentarlo a los jugadores y proponer modificaciones se añadieron algunos elementos al mapa principal, sobretodo lo referido a que el territorio conocido como las Tierras Muertas se hubiera convertido en una zona de exclusión mediante la defensa de algunos puntos clave gracias a una geografía que lo permitiera. El primer boceto quedó así:

Posteriormente empecé a dedicar mis esfuerzos a detallar el mapa local, la zona donde se estaban desarrollando las andanzas de los personajes. A la hora de dibujarlo, introduje los lugares de los que hablaban los rumores, y secretos que ocultan pnjs, pero decidí rellenarlo más, con iconos que me iban pasando por la cabeza: Círculos de piedras, una torre en ruinas, una montaña con alguna forma curiosa, etc. lugares evocadores que los jugadores sepan que están allí, y que les permita especular, y de esa manera inspirarme a mí y a ellos mismos sobre las posibilidades del lugar.

Mientras trataba de conseguir un bonito mapa, que resultara también evocador, caí en que habíamos cometido un gran error. Nuestra creación del mundo la habíamos realizado a una escala bastante grande, pero no a escala local, de manera que no estaba recogiendo sus intereses en su entorno inmediato, lo que me además me daba más trabajo a mi solo... Este era el resultado hasta el momento:



Así que la siguiente sesión fue sobre un mapa del entorno cercano que introdujeran de nuevo personajes, criaturas, localizaciones, con sus Aspectos de FATE correspondientes, de manera que aparecieron en el entorno inicial de Wybira lugares como un pantano con gusanos gigantes, una destilería, una mina con un metalurgo venido de Gansania, un viejo guerrero retirado en un pueblo llamado Sahal, una pequeña aldea sin ley bien entrada en la zona sin civilizar donde aventureros y delincuentes se refugiaban para tratar de conseguir tesoros o escapar de la justicia, un valle donde desterraban a leprosos y enfermos, unos pozos de brea llenos de gente con malformaciones, y en la propia Wybira un cirujano lunático, un archivero que quemó un libro de la más importante biblioteca conocida y un mercader capaz de conseguir de todo, un patriarca coelis. Todo ello de nuevo, le da al entorno un montón de posibilidades de nuevas tramas y aventuras. Con todo esto seguí completando el mapa con todo lo que señalaron los jugadores, aunque me tomé la libertad de seguir introduciendo localizaciones evocadoras que se puedan desarrollar en un futuro. El resultado final de la zona local (Wybira), ya con filtros para hacerlo más bonito es este:



Y el mapa global sigue ampliando detalles, poco a poco, sea por que se han ido introduciendo en la partida o trasfondo por mi o los jugadores o por que introducimos accidentes geográficos que den coherencia al setting. Aquí tenéis la versión actual: 



Pero si lo queréis ver en toda su inmensidad descargarlo de aquí: LINK




Índice