04 octubre 2010

Endogamia y evolución


Es hecho conocido que el intercambio de conocimiento acelera los avances de cualquier ciencia. De hecho este intercambio es uno de los factores de que el ser humano haya hecho más avances en las últimas décadas que en los 5 mil millones de años previos, y si eso a podido lograrse es gracias al desarrollo de las comunicaciones principalmente. 

También es un hecho conocido que los grupos de rol tienen una dinámica endogámica muy arraigada. Es normal. Normalmente la gente juega con sus amigos sintiéndose más cómodo para interpretar y su necesidad lúdica queda cubierta. 

Sin ánimos de equiparar el rol a la ciencia, lo que es cierto es que el hecho de abandonar esta endogamia rolera ha de constituir de una manera o de otra un intercambio de ideas, conocimientos, técnicas y maneras de jugar que mejorarían la experiencia rolera .Es decir, que es sano de tanto en tanto, participar en una partida con otro grupo que hayas conocido, aunque solo sea para ver como juegan y que puedes aprender de ellos. Porque de una manera o de otra, la evolución de la forma de jugar de un grupo y de otro son diferentes y eso hace que se centren en diferentes aspectos, aspectos en los que quizás tu grupo habitual no ha caído por que no le ha dado tanta importancia como otro. Y esta reflexión, evidentemente, es válida tanto para rol de mesa como para rol en vivo. 

Este intercambio de experiencias entre los dos grupos enriquecerá a ambos, por que de manera inevitable se descubren aspectos diferentes de cómo jugar y este descubrimiento puede generar tanto debate sobre estos aspectos, como que los dos grupos reflexionen sobre aspectos que ya habían asimilado, pudiendo mejorar su manera de jugar.

Los que empezamos a jugar en los 90 lo teníamos bastante más difícil. Para empezar no había tradición rolera con experiencia, y la comunicación se reducía a jornadas y en grandes ciudades. Hoy en día, gracias a la Web 2.0 (los blogs, redes sociales etc.) es relativamente fácil encontrar información y reflexiones sobre el rol (este sitio es un ejemplo), y leyendo entradas y comentarios es posible encontrar experiencias o experimentos de juego que no te habías planteado. Pero independientemente de esto, creo que participar de manera puntual en una partida corta de otra gente o invitar a alguien a jugar una partida corta con tu grupo habitual, con la mente abierta a críticas constructivas y los ojos abiertos a ver otras formas de jugar, constituiría una experiencia positiva para cualquier grupo rolero, y ayudaría a crear una red ciudadana rolera consistente que fortaleciera la cohesión de los aficionados y por tanto de la afición un poco en la línea del modelo de asociacionismo que expuse aquí en la entrada No pienses lo que el rol puede hacer por ti, si no...

Por lo tanto desde el Laboratorio Friki os animo a que acudáis a jornadas, juguéis, os intereséis por otros grupos y experimentéis otras maneras de jugar. Ser endogámicos no os convertirá en “degenerados“ roleros, pero si que puede hacer que vuestra experiencia rolera sea menos rica.