06 octubre 2010

La Determinación Narrativa (I) por Lucho Cthulhu

Aquí os dejo un artículo muy interesante de Lucho Cthulhu publicado en su nuevo blog 1D100 Dilemas dividido en dos partes. Aquí tenéis la Determinación Narrativa 1: El Matiz Definitorio. ¡Muchas gracias por permitir publicarlo Lucho!

Los primeros dilemas que me gustaría plantear están relacionados con el acto de narrar.
En la jerga rolera, solemos decir que es el director de juego quien narra la historia, mientras que los jugadores juegan la partida/ interpretan a sus personajes. Es una afirmación válida pero, en realidad, es incompleta.
Más allá de que un director también juega la partida e interpreta a sus personajes (los pnj.), en realidad, los jugadores también narran.
Y cuando digo que narran me refiero a que nunca se podría contar un relato sin sus personajes y dado que aquí son los jugadores quienes determinan las acciones de los protagonistas, ellos también son autores.

Por hacer un símil, aunque incompleto, comparemos a los juegos de rol con su hermano artístico, el teatro. Si nosotros vamos a ver una obra de teatro, no deberíamos salir pensando que lo que vimos en escena fue algo hecho sólo por un Director/Autor. El trabajo de cada actor es fundamental. No es la misma obra si la lleva acabo un grupo de actores que declaman y se mueven como si fueran bailarines o si en cambio tienen un estilo más naturalista y, más allá del texto de la obra, lo que intentan es semejarse a personas reales. Por ello tiene que existir una idea conjunta de la compañía teatral sobre como se representa.
Salvo casos experimentales o de improvisación, los actores siguen limitados a un texto del autor que los condiciona mucho más que, en el rol, un director de juego a sus jugadores.
En el teatro como en el rol la narración, el acto de contar o referir una historia, es un acto colectivo.
Hasta aquí lo mentado es muy lógico y no se ha dicho nada nuevo. Pese a todo, en muchos sitios podemos leer consejos para jugadores o para directores sobre como hacer una partida de rol. Casi siempre así, por separado. Consejos para el director o consejos para el jugador, pero me pregunto si no es fundamental empezar a plantearnos los consejos para un grupo formado por director y jugadores donde desde el principio haya un pacto entre los distintos miembros sobre que se intenta conseguir con la partida.
¿Tenemos los jugadores, cada uno, y director las mismas expectativas? Más allá de si queremos una partida de rol con más combates o con más intriga, ¿Queremos sólo pasar una tarde divertida o buscamos crear una buena historia? ¿Queremos una partida con un ritmo rápido o algo más pausado? ¿Cuan de importantes son las interpretaciones de los personajes, jugadores o no jugadores? Y un largo etcétera.
¿Cuánta importancia le dais a hablar con los jugadores sobre la partida que vais a jugar antes de ella? ¿Realmente os interesan sus expectativas? ¿Y a ellos las vuestras?