23 julio 2012

Realismo y magia: Implicaciones sociales



El tema del Carrussel Bloguero de Juegos de Rol de este mes trata sobre la magia. No hay entrada anfitriona debido a la deserción de un bloguero :( pero desde ERDSO podréis seguir quien ha publicado sobre el tema. 

Como presentar la magia en un mundo de fantasía es una de aquellas cosas sobre las que he pensado más en los últimos meses. Realmente se ha presentado bastante mal en muchos mundos más clásicos de fantasía donde han planteado un mundo medieval similar a la imaginería que tenemos del nuestro y añadido la magia sin plantearse en que habría cambiado el mundo, y no es hasta ahora cuando se empieza a presentarla de formas más interesantes en ambientaciones como la saga de Harry Dresden, o Dragon Age. 
La primera premisa es  el planteamiento teórico... ¡no hace falta explicarlo realmente! Aquellos que la practican no tienen ni idea la ciencia no ha evolucionado lo suficiente para saber de donde viene (si evoluciona nunca... ¿porque alguien dedicaría esfuerzo a investigar algo que ya se consigue de forma mágica?) así que tampoco es demasiado necesario saberlo por nosotros. Existe y punto. 

La segunda premisa es que si realmente existe la magia en una ambientación y su uso es común el setting tiene que ser totalmente alejado de la realidad (Un poco en la línea que habla Calaboso, no os perdáis el artículo!) Por algún lado leí un post en inglés, por ejemplo, que la magia curativa de los clérigos, junto con la de hacer crecer cosechas tenía que implicar por fuerza una demografía medieval muchísimo menos mortal que nuestra edad media, así como personajes poderosos extremadamente longevos. Eso conllevaría muchas implicaciones sobre como evoluciona la sociedad ¿sería necesario investigar en medicina? ¿y avanzar en técnicas agrícolas? ¿cambian las costumbres? ¿Se teme a la muerte como se temía en el medievo? Evidentemente no. Lo que nos llevaría de manera indefectible a una ambientación realmente diferente en muchísimos aspectos y con aplicaciones mágicas en la cotidianidad: iluminación, agua corriente, etc hasta llegar al Rayocarril de Eberron y ¿Por qué no? Televisiones-bolas de cristal como las que habla el alocado Blood Bowl. 

Por otro lado habría que pensar en el aspecto social ¿que papel juegan los magos en cada sociedad? Tanto si la magia es algo común como poco común, la sociedad tendría una estratificación diferente respecto a los magos y su poder, y ese se tendría que reflejar en el arbitraje de las partidas. 

Si la magia es algo poco común en el momento en que la población es consciente de que una parte de la población tiene unos talentos diferentes lo normal es que hubiera una reacción y lo normal es que no fuera amistosa. Vamos, que el estatus de los magos se podrían comparar fácilmente un poco el de los mutantes en los cómics o pelis de los X-men. De hecho, ¿como puedes fiarte de ellos si pueden jugar con tus pensamientos con el poder de hacerte creer que es tu amigo? (Hechizo de nivel 2 de MERP por ejemplo) Esa desconfianza generaría rechazo, miedo y probablemente un intento de control y/o exterminio, de manera que o los magos se acabarían constituyendo en una casta diferenciada. Solo quedaría definir que papel tendría esa casta en cada sociedad. Quizás en algunas tendrían un papel dominante como una especie de casta sacerdotal, o simplemente un régimen Magocrático, o podrían estar perseguidos para exterminarlos o controlados por algún método que podrían ser desde una autoregulación o estar controlados por agentes externos de cualquier manera práctica y probablemente poco humanitaria. Todo esto en cualquier tipo cualquier tipo de ambientación, desde medieval a futurista. 

Por otro lado se buscaría maneras eficientes de controlar a los magos cuando fuera necesario, y es posible que su presencia quedara prohibida en ciertos lugares. Imagina un mundo medieval con pocos magos (y por tanto sin agua corriente, una de las primeras cosas que probablemente les encargaran en caso de que la magia fuera habitual) ¿Que ciudad dejaría entrar en sus muros a alguien capaz de lanzar 4 bolas de fuego y provocar un incendio de tal magnitud que acabaría con ella misma? 

Dos modelos de regulación son los planteados en los libros de Dresden Files (autorregulación), o en el setting de Dragon Age donde encontramos una la regulación externa (con algo de autorregulación) como los Templarios. 

Todo lo anteriormente expuesto precisamente nos puede dar muchas posibilidades que se pueden explotar para elaborar partidas, personajes realmente interesantes, o incluso escenarios realmente evocadores: magos adolescentes que han de buscar a un maestro en un mundo donde la magia es vista con mucha desconfianza, una rebelión de la casta dominada de los magos, o contra esa misma casta, entre otras. 

Finalmente, cuando se habla de magia puede ser substituido muchas veces en ambientaciones actuales o sci-fi con mutantes, o psionicos.