13 agosto 2014

Mis ideas surgidas en las TDN 2014



De nuevo este año me desplacé hasta Mollina para participar en las jornadas Tierra de Nadie (TDN). Las TDN tienen una merecida fama de ser una de las jornadas de referencia en el panorama nacional. Y todo ello es solo posible gracias al ingente esfuerzo de organización y coordinación de todo el equipo que las preparan que año a año demuestran que tienen una elevada capacidad para hacerlo. Para que os hagáis una idea, de la pasada edición a la actual el número de participantes ha aumentado en más de 100 personas. Y un aumento de ese calibre se ha asumido sin ninguna incidencia. No es una tarea fácil y sin embargo lo han conseguido. Así que antes de continuar, me siento obligado a agradecerles su labor a ellos y a todas las personas que ofrecen voluntariamente actividades. 

Otro aspecto realmente interesante de las jornadas es que han sido capaces de provocar que mucha gente de referencia en el panorama nacional acuda (y no refiero a blogs, podcast o videoblogs) si no a editores, creadores, dueños de tiendas, además de un sinfín de roleros, con blog o sin él, con un elevado criterio. Las jornadas sirven para ponerle cara a mucha gente, establecer contactos y poder intercambiar ideas de forma sosegada.

El sinfín de actividades permiten pasarte el día jugando, debatiendo o asistiendo a presentaciones y hay quien lo aprovecha al máximo. Yo personalmente me lo tomo con más calma. Aunque juego, aprovecho para conversar con amigos (mayoritariamente sobre rol) y temas más o menos relacionados. Hagas lo que hagas, lo cierto es, que en cualquier habitación, sala de juego, el pabellón de las tiendas, la piscina e incluso fuera del recinto hay un ambiente maravilloso para el intercambio de ideas y no creo que nadie regrese de las TDN sin alguna nueva.

No os voy a hacer un repaso de las actividades en las que participé, que probablemente no os interesan demasiado. Pero sí que me gustaría compartir varias de las reflexiones que más me llamaron la atención dentro de las conversaciones en las que participé. Os hago un pequeño desglose de lo que quiero hablar: La importancia el social media, La edad de oro del rol español, Los proyectos conjuntos, el crowfunding y las licencias abiertas. Probablemente me va a llevar varios posts para desarrollarlos todos. 


LA IMPORTANCIA DEL SOCIAL MEDIA: 

No os voy a descubrir nada si os digo que de cara a promocionar tu trabajo, (como creador, vendedor, editor, etc.) el social media es crucial. Casi todo el mundo cree que entiende cómo gestionarlo, pero en realidad es más complicado de lo que parece. Y el uso de la propia capacidad de comunicación puede marcar la diferencia tanto positivamente como negativamente. No soy experto en el tema, pero me gustaría comentar algunos aspectos sobre los que reflexionar. 

La importancia del perfil personal: La gente quiere seguir a personas, más que a juegos o instituciones (editoriales, tiendas etc.) Quiere identificarse con ellos y conocerlos. Y aprovechar las jornadas para conocerlos directamente. Si vas a promocionar algo siempre es mejor que tengan tu rostro y nombre identificado y por eso es mejor que aparezca en el perfil que utilices. Si no, ¿Cómo te van a reconocer para intercambiar alguna idea que seguro que te va a ayudar? ¿Como van a saber que tu eres el autor de ese juego tan molón si tu nick no es el que aparece en los créditos? Durante las jornadas me crucé seguro con varios creadores y no me enteré (o al final me enteré por que me relacioné con gente que sabía quiénes eran) lo que me lleva a la siguiente reflexión: ¿Por qué en los libros aparece la foto de los autores y en los juegos de rol no? 

Un perfil personal además te identifica a los demás como una persona y si los demás empatizan contigo implica que la gente asume que es posible que puedas llegar a equivocarte y se sea más indulgente con los errores, al fin y al cabo, todos nos equivocamos. Que se empatice contigo también puede implicar que se te dé una oportunidad en medio de un panorama tan copado de juegos o incluso que se respete más antes de piratearte. (A los “colegas” no se les putea) 

La forma de hacerlo puede ser muy diversa, hay quien ha creado una perfil que pese a no representar a una persona individual está completamente asociado a una persona o grupo de personas y su rostro es conocido ampliamente, creo que el mejor ejemplo de ello es La Marca el Este (el uso de la red de su portavoz, Pedro Gil, en mi opinión es un referente). 

El perfil personal no se acaba en internet: Aunque parece obvio, no lo es tanto. En un evento con tantas personas como las TDN, con tanta gente activa en la red con sitios personales y redes sociales, hay que cuidar la imagen personal fuera de la red. No se puede participar en polémicas, ni se puede permitir uno ser antipático. Tus clientes (de tu producto o negocio) pueden dejar de serlo por episodios desafortunados, simples rumores o falta de información. (Los agujeros de información, normalmente, solemos llenarlos con las peores ideas de conspiranoia que tenemos en la cabeza) Y al revés, ¿Cuantos de nosotros acudimos a un establecimiento porque nos cae bien el dueño o el dependiente? En eventos de este tipo la gente quiere conocerte, preguntar y conversar. Hay que ser humildes, comedidos, pacientes, cercanos y simpáticos e ir con pies de plomo en todo momento. 


LA EDAD DE ORO DEL ROL: 

Esta es mi primera incursión en un concepto tan difuso como “la edad de oro del rol” (¿edad de oro respecto a qué? ¿Producción? ¿Calidad? ¿Ventas?) Y no quiero extenderme sobre este tema ni siquiera debatir demasiado. Lo único que me quedó claro es que si es verdad que estamos en una edad de oro es una edad de oro muy española, muy del siglo de oro, donde autores pueden llegar a crear maravillosas obras pero si tienen que esperar a vivir de ellas pueden morir en la miseria, como Cervantes pese a escribir el Quijote.



Si te ha gustado el post puedes apoyarme en flattr o donar en Paypal.