19 mayo 2011

¡NO QUEREMOS SER MÁS PNJS!


Hoy toca hablar de rol, pero de nuestro rol como ciudadanos. Estad tranquilos que la entrada del jueves pasará a mañana.
Pero hoy, lo siento, no puedo quedarme callado, no mientras pasa lo que pasa. A la gran mayoría de vosotros no os conozco y nunca os conoceré, y precisamente por eso creo que sois una audiencia ideal.
Ayer salí a la calle, y mañana de nuevo saldré, y pasado. ¡POR QUE ESTOY HARTO DE SER UN PNJ! Porque estoy harto de que a este juego que es la sociedad española dirijan pocos, jueguen algunos, tiren los dados detrás de la pantalla sin enseñarnos el resultado, y además cambien las reglas cuando les conviene.
Estos días los PNJs, los ciudadanos en general tenemos que salir a la calle:


Por coherencia: por que si te has quejado alguna vez en un bar, en una comida, o en el trabajo o la cola del paro, con tus amigos, compañeros de mesa de juego, familiares o compañeros de trabajo ahora es el momento de demostrarlo. De quejarte de verdad junto a los demás, gastar nuestros puntos de destino, dados dramáticos o lo que sea. Quien no lo haga perderá el derecho a quejarse de ahora en adelante.

Por fidelidad a nuestros antepasados: por los esfuerzos que ellos hicieron para conseguir unos derechos que nos están desmantelando, porque todos hemos llevado a un PJ clamando venganza por las afrentas recibidas por su familia. Toca sacar el enano que llevamos dentro.

Por que es el momento de la Última Alianza: Si enanos y elfos lucharon juntos, hoy ciudadanos de derechas y de izquierdas debemos salir a defender aquello que nos une: una verdadera democracia. Da igual quien gane después, lo aceptaremos con deportividad y esperaremos otro momento. Hoy realmente puedes ir a una “taberna” y meterte en una aventura con los compañeros que encuentres al lado. Y es importante que nos de igual si es enano, elfo, cimmerio, estigio, de derechas o de izquierdas.

Porque nunca nos ha acojonado ser un grupo de cinco e intentar salvar el mundo luchando contra semidioses, primigenios nigromantes, demonios, extraterrestres o zombies. En nuestras partidas siempre eran unos pocos los que se enfrentaban al enemigo. Sin miedo a morir, afrontando su responsabilidad. Hoy toca ser valiente fuera de la mesa de juego, y aunque tus amigos pasen, ir. Aunque tu familia pase, ir. Aunque vayas sólo .

Ahora toca ser héroes, y lo podemos ser. No olvidemos nuestra responsabilidad. Coged los dados y salid a la calle.


EDITADO: 



Y además:

Por nos mola mucho el Cyberpunk, pero solo como ambientación para jugar, NO PARA VIVIR.


Porque sabemos de la importancia de la CORDURA y la situación actual es de locos.


Porque estamos hartos de la CAMARILLA política.


Porque según Jennifer Wilkes de la organización CAR-Pga (Comité para el Progreso de los juegos de rol) tras unas investigaciones sobre jugadores de rol determinó que tras pasar un test de personalidad en jugadores habituales a este tipo de juegos, no se encontró ninguna desviación de la personalidad, con la posible excepción de un incremento en el factor Q1 (inclinación a la experimentación, liberal, librepensador) (fuente Ministerio de educación)

Y sobre todo por qué si los frikis no podemos dominar el mundo, nadie más lo hace ¡y punto!