17 mayo 2011

Paintball, ex roleros y una advertencia



Hoy me apetece hacer una reflexión, y muchos de vosotros pensareis, ¿qué tienen que ver el Paintball los ex roleros y la advertencia? Bueno, creo que os lo podré mostrar relacionando aunque de forma algo sui generis las tres cosas y dejando por otro lado una pequeña justificación de la utilidad del blog además.

Sinceramente el Paintball (o el airsoft) me llama la atención como se ha convertido en un fenómeno presente y normal practicado por adultos (no sé sí con mucha asiduidad ni si lo practica mucha gente). Seguro que voy a hacer una descripción muy simplista y espero que me perdonen los aficionados, pero no me parece que vaya mucho más allá de que sea algo parecido a los que jugábamos de pequeños (polis y cacos, indios y vaqueros, etc.) con pistolas de agua, de juguetes, palos o simplemente con las manos (¡ojo! Que no digo que no fuera divertido ni antes ni ahora, no me malentendáis). 

Lo que quiero decir es que en esencia es el mismo juego, simplemente que ahora se juega con otros y mejores medios, tanto técnicos (armas de pintura/bolas, trajes de camuflaje, campos preparados para jugar) como en “contenidos” (estrategia, simulación de ejércitos reales etc.) Lo que me llama la atención es eso, que en esencia es el mismo juego y gente que dejó de jugarlo hace mucho tiempo se reengancha.

Todo esto me lleva a los ex roleros, todos conocemos jugadores que se han perdido por el camino, dejaron de jugar por alguna razón o otra. Recuerdo mis primeras partidas con una mezcla de nostalgia y una pizca de vergüenza rememorando tramas insustanciales, partidas lineales y repetitivas (mata, mata, sube de nivel y acumula tesoro). Seguramente algunos de los jugadores que lo dejaron eran simplemente gente que disfrutaba subiendo niveles y acumulando tesoros y sus “necesidades” se ven compensadas mejor con juegos de ordenador, otros por que no les gustaba demasiado,  otros los dejaron por otras razones y quizás muchos por cansarse de partidas repetitivas jugadas la mayoría de ellas en la adolescencia. Hablo desde mi experiencia de 21 años jugando a rol y haber participado en varias mesas de juego.

Y me pregunto ¿Qué pasaría si participaran en partidas ahora después de años de no jugar?. ¿Pasaría como con el paintball? El tiempo no pasa en balde, tampoco para el rol, y seguro que muchos roleros que abandonaron el juego no conocen las mejoras que ha experimentado el juego en todo este tiempo, tanto a nivel técnico, como en contenidos. Los juegos de rol en 15 años han evolucionado a nivel técnico, hacia la sencillez de sistemas nada que ver con las tablas y tablas del Rolemaster por ejemplo, pero a la vez evolucionando hacia mejores manera de entretener (maniobras de esgrima/combate) siendo más ágiles y narrativos. Puedo imaginarme a antiguos compañeros de mesa que piensen en una tarde entera haciendo una ficha, las sesiones interminables de un solo combate con calculadora jugando a Rolemaster y no se vean nada atraídos por volver a jugar (hasta a mí me pasa). Se ha mejorado también la gestión del sonido jugando con ordenadores portátiles y programas como el Scene sound. Y además se han mejorado los contenidos sea con al publicación de juegos enfocados a un publico más maduro, y seguramente las tramas de las partidas han evolucionado mucho desde el mata-mata repetitivo gracias a la madurez de los jugadores y directores, ¡hasta asaltando un Dungeon!. Y de manera paralela también ha madurado la manera de tomarse el juego por parte de los jugadores, siendo normalmente más seria, que no quiere decir menos divertida.

El otro día un exjugador me preguntó algo incrédulo ¿aun juegas a rol? Y cuando le contesté: “si, pero ha cambiado mucho la manera en que juego” automáticamente me contesto: “claro ahora supongo que lo debéis enfocar de manera diferente, os lo debéis currar mucho”, o algo parecido. El tipo no era tonto y creo que se dio cuenta rápido de que el juego al que jugaba el antes y el que juego yo ahora son totalmente diferentes.
Por otro lado a veces (poco) hablo de rol con otro exjugador  y me da la sensación de que no acabo de transmitirle las diferencias que existen entre su época de jugador (hace 10 años) con las de ahora. Y es por eso vuelvo a la pregunta ¿ Qué pasaría si participaran en partidas ahora después de años de no jugar? Quizá valdría la pena ponerse algo pesados y ofrecerles una pequeña partida a alguno de ellos con la esperanza de que se reenganche


Y todo esto me lleva a la advertencia (y pequeña justificación del blog) dirigida a aquellos jóvenes roleros que hayan descubierto este blog (sea por accidente o no). Es importante que las partidas y el modo de jugar evolucione, y no se estanque. Es la mejor manera de que la mesa no se disgregue. Es necesaria esa evolución tanto a nivel técnico (aunque no siempre, mira La llamada de Cthulhu), como a nivel de contenidos y actitud a la hora de jugar y hoy en día hay muchos sitios donde puedes encontrar consejos y ayudas para mejorar la forma de jugar, como por ejemplo este mismo blog. Así que no os estanquéis en un estilo de juego simplemente,  probad más, buscad nuevos sistemas de juego ... por vuestro propio bien.