10 enero 2013

Escenario: Un pueblo lacustre



Es habitual encontrar en diferentes ambientaciones de juegos de rol culturas llamativas que tienen formas de vida diferentes a las que estamos acostumbrados. Nos encanta crear poblados en árboles, subterráneos, etc. Aportan un grado de exotismo a la ambientación, algo de misterio y fantasía además de muchas posibilidades de los motivos por los que acabaron allí. Como ejemplos los elfos, hombres del bosque de El Señor de los Anillos, enanos, etc. Ya os he comentado varias veces que vale la pena viajar con una mirada rolera que nos permita utilizar lugares o culturas para nuestras partidas de rol, y puedo compartir con vosotros que en la vida real también existen culturas llamativas en este aspecto, una de ellas es la de los uros o kotsuña.


El denominativo uros, proviene de sus enemigos y era utilizado para insultarles, ellos mismos se denominan kotsuña (el pueblo lago), son un pueblo de la etnia uru que se distribuye por diferentes lugares de los Andes. Se ha especulado que venían de la Polinesia originariamente pero estudios modernos de ADN parecen indicar que provienen de la amazonia. Se piensa que una parte del pueblo uru entraron en guerra con sus vecinos los incas y tuvieron que huir. Una parte de ellos, los kotsuña, abandonaron sus tierras, pero en lugar de emigrar hacia otro lugar decidieron (o fueron obligados) a instalarse en la superficie del lago Titicaca (Perú y Bolivia), y cuando hablo de la superficie del lago no me refiero a sus orillas, o islas, sino encima de las aguas del lago. Los kotsuñas crearon islas artificiales. Sus conquistadores les obligaban a pagar impuestos y a menudo los esclavizaban. Aun a día de hoy los uros siguen viviendo en esas islas flotantes.


Las islas son unas curiosas plataformas hechas de bloques de raíces de totora, una planta acuática similar a un junco, y encima de ellas colocan  diferentes camadas de totora seca. Al parecer las raices al pudrirse generan gases que quedan atrapados en la maraña de capas y mejoran la flotabilidad de las islas. Sobre esas superficies de juncos, de uno o dos metros de anchura, los kotsuña construyen también sus casas. Como os podéis imaginar el mantenimiento de las islas es constante. Las islas están ancladas mediante palos que atraviesan la isla y se clavan en el fondo del lago, aunque supongo que podrían desanclarla de ser necesario. En cada isla suelen vivir unas 50 personas y actualmente existen unas 40 repartidas en el lago. A día de hoy utilizan otros materiales ligeros como calaminas en las islas que no están destinadas a los turistas, una especie de parques temáticos...


La cultura de los kotsuña como os podéis imaginar está íntimamente relacionada con el lago, los hombres son expertos constructores de embarcaciones hechas de totora (incluso las velas),  y la totora les proporciona además del suelo, y embarcaciones de alimento, medicina y té. Los kotsuña además de expertos pescadores, cazan patos, flamencos y gaviotas, incluso capturan cormoranes y los mantienen atados con un cordel a la isla para que pesquen para ellos. Además tienen ibis para consumir su carne y sus huevos. Evidentemente necesitan comerciar con los pueblos en tierra firme para conseguir alimentos y materiales que el lago no provee.


Adaptaron su vida cotidiana para poder vivir en las islas flotantes, cocinan y muelen el grano en piedras planas labradas, secan el pescado al sol para consumo posterior y tienen retretes-isla cerca de las islas principales. Si la población de una isla aumenta demasiado, se crea una nueva isla o varias familias emigran a otra.



Como utilizar el escenario:

Es posible adaptar esta cultura a un escenario de fantasía creando una cultura curiosa que puede dar personajes interesantes, capaces de lanzarse a nadar sin problemas en una tormenta pero con problemas de vértigo... El tamaño de las islas y poblaciones puede aumentarse e incluso crear un lago enorme y todo un estado, rodeado de vecinos poco interesados en invadir esas islas de hierba, y que debido a la ausencia de metal de los habitantes de las islas no les temen demasiado y se han relajado en la vigilancia de las fronteras...

Puede resultar una comunidad a la que ayudar a conseguir liberar esclavos, recuperar sus territorios terrestres perdidos o llevarles material o armas que el lago no les provee, o podemos considerarlos un pueblo que vive en el lago por propia voluntad ejerciendo de guardianes secretos de un lugar o criatura que descansa bajo las aguas de un extraño lago o en una isla, no sólo en escenarios de fantasía, si no también en partidas de corte cthuloide, incluso convirtiéndolos en unos exóticos enemigos. El lago puede ser el único lugar donde se encuentre algún tipo de animal o planta con un uso peculiar y que los kotsuña son los únicos que saben como conseguirlo y/o prepararlo.

Las leyendas de sus enemigos decían que las islas flotaban mágicamente por bendición de los dioses y podrían tener a poderosos magos o sacerdotes con poder sobre las aguas entre sus filas. Los uros dicen de ellos mismos que tienen la sangre negra y por ello no pueden ahogarse ni morirse de frío, lo que reforzaría un escenario con un lugar sumergido, aunque también podría indicar esas leyenda a algún tipo de criatura de sangre negra y acuática...

Otra leyenda cuenta que en el lugar del lago Titicaca existían un valle próspero, y rico y en ella una ciudad muy desarrollada, y que los Apus, dioses de las montañas, sólo prohibieron a sus habitantes subir a la cima de las cordilleras donde se encontraba el fuego sagrado. Los habitantes, hicieron caso omiso a la prohibición y los dioses liberaron a un centenar de jaguares (el lago se llama en realidad Titekjarka, que quiere decir el lago de los jaguares de piedra) que mataron a casi todos los habitantes y Viracocha, otro dios apenado lloró 40 dias y 40 noches sumergiendo el valle entero. Los únicos habitantes que sobrevivieron lo hicieron sobre una canoa de totora. ¿Donde se encuentra ahora el fuego sagrado? ¿Qué poderes otorga o que es capaz de hacer? ¿Existen aun jaguares de piedra?

Otra opción sería juntar las dos leyendas ¿Y si los kotsuña son los descendientes de los que consiguieron el fuego sagrado? ¿Y si como penitencia se autoimpusieron mantener a los jaguares de pidera dentro del lago? ¿Y si viven en el lago por que es la única manera de que el fuego sagrado no les consuma? ¿Que pasaría si abandonaran el lago? ¿dominarían el fuego?

Por otro lado en ambientaciones de alta fantasía se podría adaptar a ciudades flotantes que se mantienen a base de hechizos, habría que pensar como se transportan, alimentan etc...

Podría hablar de cómo adaptarlo a ciencia ficción, pero me parece que los creadores de Battlestar Gallactica se me han adelantado...