02 diciembre 2011

El portátil: la nueva pantalla del director


Esta entrada corresponde al Carrusel Bloguero de Juegos de Rol del mes de diciembre de 2011, mes en que yo mismo ejerzo de anfitrión con el tema de Nuevas tecnologías y juegos de rol.

Con la normalización de los ordenadores portátiles y la “digitalización” de la sociedad cada día es más usual que los directores de juego utilicen un portátil a la hora de dirigir debido a la multitud de funciones y ventajas que le ofrece respecto a las pantallas tradicionales y las notas en papel. Puede que la presencia del portátil sea transitoria y en cuanto se vayan normalizando los tablets, estos substituyan al portátil y se combinen con la pantalla tradicional, o convivan con él, el tiempo lo dirá. Las aplicaciones roleras para tablets aun son escasas, aunque es de suponer que irán aumentando a medida que el uso de los tablets se normalice y extienda. Así que de momento nos centraremos en el portátil.

Las prestaciones que nos da un portátil hoy en día para dirigir son muchas. Los usos más comunes son:

Acceso a las notas de la partida más ordenado y fácil: Mediante programas para directores como TreeDB, además de tener las imágenes de la partida, mapas y otros archivos categorizados en carpetas. Es más fácil introducir datos improvisados durante la partida (por ejemplo si debes inventarte un pnj lo puedes anotar rápidamente). O tener a mano copias de las fichas de los pjs para consultar aspectos de sus fichas de manera discreta. Además es más ecológico al gastar menos papel ;)

Consulta rápida de reglas: En caso de ser propietario de un manual en formato pdf que soporte búsquedas nos permite hacer una búsqueda de reglas en caso de consulta, o duda.  Esta búsqueda puede llegar a ser bastante más rápida que en el manual y permite o no cargar el manual o duplicarlo.

Consulta rápida de datos: En el caso de que se disponga de conexión a internet es posible documentarse,  se pueden consultar datos que el director no conozca y aparezcan en la partida. Especialmente interesante para partidas de corte histórico pero también para otro tipo de partidas, ya que se puede buscar desde mapas, a imágenes, fichas etc.

Gestión del sonido: Ya hay programas diseñados específicamente para gestionar el sonido para partidas de rol como el scenesound que permiten una gestión muy eficiente que mejora la atmósfera de juego y ayuda a los jugadores a ambientarse.

Funciones de una pantalla tradicional: A todas las prestaciones anteriores se le suman las funciones de la pantalla tradicional: ocultación de las notas del director de juego, ciertas tiradas y consulta rápida de tablas. Las tablas se pueden escasear y tener a mano.

Generadores varios: Además de programas clásicos, cada vez más hay generadores online de fichas, pueblos, ciudades, tesoros, nombres, menús de taberna, etc. que puede ayudar a agilizar la partida, detallarla más o ayudar a improvisar al director.

Aplicaciones de pago: Hay diversas aplicaciones de pago para directores como DMGenie,  entre otras. Aunque la verdad es que no hay en castellano y personalmente hasta el momento no he necesitado ninguna que no pudiera sustituir decentemente por otra gratis. Aunque para juegos menos narrativos pueden ser muy útiles.

Aspectos menores: como programas lanzadores de dados,  divididor de tesoros, etc.


Pero además un ordenador nos permite utilizarlo de manera menos ortodoxa, por ejemplo:

Uso de contenidos multimedia: Desde presentarles presentaciones a videos o animaciones tanto para presentar ambientaciones no conocidas por los jugadores, o escenas o ambientar. Si se puede combinar con el uso de una televisión, o mucho mejor un proyector o cañon todo se puede maximizar. Imagina  poder proyectar en una pared un concierto de Frank Sinatra en las Vegas mientras los jugadores se reúnen con un capo de la mafia en un casino, o mostrarles un vídeo de un dragón rugiendo y lanzado aliento por sorpresa cuando entran en su cubil, o ir proyectando fotografiás del espacio de la NASA mientras viajan por el espacio o de fotografías de bosques, pantanos o desiertos mientras se adentran en ellos, títulos de crédito de la sesión o capítulo anterior en una partida de Star Wars.

Condiciones de juego poco ortodoxas: En caso de que un jugador no pueda asistir a una sesión quizás pudiera asistir vía webcam. O utilizar creativamente la videoconferencia para que algún colega que no pudiera asistir por cualquier razón haga de computadora de una nave, o de un personaje con el que sólo pueden conectar en videoconferencia.

Como plano y miniaturas: En caso de tablets-pc con una aplicación que permita usar una imagen y más  capas se podría utilizar perfectamente para ayudar a gestionar los combates.  


Un buen uso del ordenador:

Pese a las todas las prestaciones, cabe tener en cuenta que el ordenador es una herramienta y se ha de saber también hacer uso de ella. De igual manera que las reglas, el papel del ordenador es de apoyo a la narración y hay que ser consciente de ello, sin centrarse en él, ni abusar de él. El ordenador debe ser una herramienta que te facilite o maximice tu trabajo no que te sobrecargue o monopolice, y hay que valorar hasta que punto el uso de alguna de sus prestaciones no compensa el esfuerzo, se ha vuelto rutinaria o no es efectiva con tu grupo de juego.  Lo normal es que se inicie su uso de manera viral, para que con el tiempo te centres en solo lo importante o indispensable.