05 enero 2012

11 consejos para dirigir una campaña legendaria

Mi campaña legendaria personal


Artículo perteneciente al Carrusel Bloguero de Juegos de Rol. El tema propuesto por el blog anfitrión es: Campañas legendarias.

Tarde o temprano en el momento en que entras en el mundo de la dirección de juego te marcas un objetivo que es dirigir una gran campaña, que pueda llegar a ser legendaria, y tarde o temprano en el momento en que entras en el mundo de los juegos de rol te apetece jugar una gran campaña, que pueda convertir a uno de tus personajes en legendario. Esta confluencia de expectativas y de objetivos a priori debería hacer que fuera relativamente fácil conseguirlo, pero no tiene por que ser así.

Como director para poder conseguir el éxito en una campaña así, sea diseñada por ti mismo o una escrita por otra persona, hay que tener en cuenta bastantes aspectos:


Asegurarte que los jugadores van a llevar el peso narrativo de la campaña: Son ellos y sus acciones las que les van a llevar a los acontecimientos finales sean cuales sean y les cueste lo que les cueste. Si les obligas a seguir un guión establecido por ti o por el escritor del módulo, avanzando sin entender el porqué y arrastrados por pnjs o por los actos del director no será legendaria.

La campaña ha de responder a sus gustos, necesidades y expectativas. De otra manera nunca será recordada con cariño por ellos. Debes tratar de equilibrar tus gustos, necesidades y expectativas con las de los jugadores, de manera que todos encontréis el término que os contente a todos.

En caso de campañas escritas por otros trata de adaptarlas tanto a tu estilo de dirección como a tus jugadores, para que estos no se pierdan o deban dejarse llevar por los acontecimientos sin acabar de entender lo que pasa, y para que tu te sientas cómodo llevándola a práctica: corta, pega, añade y retoca lo necesario.

Hacer pasar dificultades a los personajes, conseguir la meta no puede ser fácil, moderadamente fácil o moderadamente difícil, debe costar y los jugadores deben tener la sensación de que pueden fallar en cualquier momento. En el momento en que sus personajes son realmente potentes buscar alternativas que les hagan sentir que siguen en el filo de la navaja, hasta el último momento.

Cuida los detalles, los jugadores tienen que tener la sensación de que están en un contexto, e igual que en la vida real pese a que interaccionamos normalmente con familia, amigos, vecinos y compañeros de trabajo hay caras que nos suenan de las interacciones del día a día. Ves creando y registrando pequeños personajes que los jugadores se van encontrando de manera recurrente, o durante unas cuantas veces dándoles personalidad y un nombre. Que los jugadores tengan esa sensación de familiaridad cuando se encuentran un par de veces con un tabernero, el camarero del vagón restaurante o el robot higienizante.

Mata con responsabilidad: para que sea legendaria los jugadores han de meterse en la piel de un solo personaje durante un buen periodo, modelarlo y evolucionarlo, ten en cuenta que los jugadores van a encariñarse con sus personajes, y una muerte a mitad de campaña o más adelante puede ser un golpe muy duro y desmotivador para el jugador, más en algunas ambientaciones que en otras y ese golpe puede incluso perjudicar a la campaña. Evita muertes estúpidas y sin sentido.

Sé consciente de lo que quieres realizar y no cometas los típicos errores antes de iniciar la campaña:  no valorar tu compromiso o el de los jugadores para jugar durante un largo periodo de tiempo, planificar medianamente la campaña con argumentos alternativos, etc.

Sé consciente en todo momento del estado anímico respecto a la campaña de tus jugadores e incluso tuyo propio. Establece si es necesario paréntesis que sirvan de descanso para recuperar ánimos, fuerzas y ganas. 

Intenta darles a tus jugadores extras y de manera constante que mantengan alta la motivación y las ganas: mapas, imágenes, tráilers de campaña, lo que sea.

Analiza las dinámicas de juego que empleáis y trata de mejorarlas, para que poco a poco vayáis mejorando vuestra experiencia lúdica.

Da tiempo a tus jugadores para reflexionar sobre la evolución de su personaje, los cambios que la campaña ejerce sobre él no son solo de habilidades. Ese tiempo de reflexión le unirán más a él y hará que lo modele a su antojo, le dote de matices y se encariñe si cabe aún más.

Hay muchos aspectos más que ayudarán, seguro que me he dejado alguno, pero estos deberían ayudaros a conseguir jugar una campaña legendaria.