22 enero 2014

Como afrontar un cambio de sistema de juego


Varios de los últimos comentarios en el blog hablan sobre la dificultad de la mesa de juego para cambiar de un sistema clásico a uno más narrativo. Ya abordé el tema en su día en esta entrada, pero quizás valga la pena alargarse más en como afrontar un cambio de sistema.

Todos los cambios de sistema producen dificultades, principalmente por que no todos los jugadores se leen el manual, pero cuando se cambia a un sistema que tiene implícito un cambio más acusado de mecánicas o de estilo puede haber más dificultades, sobre todo si la mesa está acostumbrada a un solo estilo de juego. Si como Director de juego decides cambiar de sistema además de planificar la partida creo que es bueno planificar más o menos el proceso de cambio de sistema, para que el periodo de transición sea lo más corto posible y que los jugadores puedan disfrutar rápidamente de las nuevas posibilidades del sistema elegido. Así que ¿Cómo afrontarlo?


El primer paso es, como no, leer el manual. Personalmente me marco las diferencias significativas con notas que apunto a medida que voy leyendo para acordarme bien de ellas. A veces incluso me hago una lista de ellas.

Jugador (izq) afrontando un cambio de sistema
Una cosa es leer un manual y otra muy diferente es experimentarlo o al menos verlo en funcionamiento. Cuando se ha decidido cambiar de juego es interesante documentarse en internet sobre el sistema, pero es aún más interesante participar en una partida donde juegue alguien que domine el sistema. Te va a permitir observar mejor de que manera se abordan las cosas que puede que no te hayan quedado claras. Para ello, quizás valga la pena acercarse a jornadas o incluso haya colgada alguna partida en vídeo, o incluso se puede tener la oportunidad de jugar via Hangout con alguien que domine el sistema. Aunque no sea antes de jugarlo con tu mesa si no meses después, siempre va bien ver como otros abordan el sistema. Normalmente las editoriales que publican juegos suelen proporcionar partidas en jornadas, pero sería genial que ofrecieran videos y hangouts. Sobre todo estos últimos, en la misma línea que diseñadores de juegos hacen hangouts parties para hablar del desarrollo de los juegos que quieren lanzar. Contacto directo con el aficionado... pero me estoy desviando del tema.


Cuando un director decide cambiar a un sistema normalmente cuenta con algunos motivos y objetivos, explicar a los jugadores cuales son y que se espera del sistema creo que puede ser un paso importante para que los jugadores sean cómplices del cambio de sistema y no lo vean como un capricho del director de juego si no como una oportunidad y se impliquen en ello. No puedes pedir a unos jugadores que nunca han tenido en sus manos control narrativo que lo ejerzan o lo ejerzan bien, si no les has comentado y debatido con ellos porque hacerlo, como hacerlo o que lo importante es reforzar la partida, no a sus personajes únicamente.

En la primera sesión personalmente hago un pequeño resumen de las reglas más importantes, tratando de ejemplificar. Una vez empieza la partida me molesto en ir explicando en cada ocasión que surge alguna mecánica nueva el la regla que utilizo.

A medida que sigo avanzando voy recordando las reglas al principio de la sesión, no muchas cada vez, dos o tres a lo sumo, y después trato de que los Pnjs utilicen estas reglas de manera que los jugadores vean las posibilidades que tienen. También, al principio y durante la partida voy sugiriendo a los jugadores cosas que pueden hacer con las nuevas reglas durante la partida. Solo en las primeras sesiones... después lo comento al finalizar la sesión. Es decir ejerzo un poco de master-guia durante unas sesiones, hasta que veo que ya han interiorizado las reglas.

En las primeras sesiones de juego si hay que parar para releer una regla y dejarla clara, aunque se resienta la narración, es conveniente hacerlo.

Dentro de la partida intento plantear situaciones que permitan utilizar aquellas reglas nuevas que antes no se utilizaban de manera que los jugadores puedan experimentarlas por si mismos rápidamente.

Como director es importante irse releyendo el manual una vez se está jugando, no sea que hayas entendido mal una regla y después cueste más cambiarla. Releer un manual incluso años después de estar jugando con él suele darte sorpresas.

La mejor manera de que la mesa aprenda la manera de jugar es contar también con un jugador que domine el sistema, en muchos casos es difícil, pero si el cambio de sistema lo asumen al menos dos personas en la mesa, como es mi caso, en la partida en la que juego yo como jugador me dedico a enseñar las posibilidades mientras voy jugando. Siempre se puede pedir a otro jugador que utilice el sistema en alguna partida corta.


Los jugadores han de ser conscientes de que la mesa necesita un proceso de adaptación y que poco a poco empezarán a disfrutar más y más del sistema. Juzgar un sistema por la primera partida sería como juzgar la cerveza por el primer sorbo que se tomó de ella. 

Estos consejos sirven para cualquier cambio de sistema, pero cuando se cambia de estilo de juego o de mecánicas básicas, como por ejemplo el uso de dados con símbolos, más grados que éxito o fracaso, maniobras de combate, etc. además resultan fundamentales. 


Si te ha gustado el post puedes apoyarme en flattr o donar en Paypal