14 mayo 2015

Dentro del sandbox 10: Asalto nocturno


Décimo capítulo (con los comentarios del director) de la crónica de mi partida actual (Actual play), que empieza aquí. Recordemos que la partida se desarrolla en la ambientación de Exertas y es un sandbox totalmente libre. Los jugadores decidieron establecerse y montarse su propio pueblo en la frontera entre Antiqua (un país) y un territorio que fue el epicentro de un Apocalipsis no muerto dominado por los alzados (zombies).

La última crónica acabó con que la supervivencia de los personajes de un intento de asesinato en en una villa cercana y éstos regresando a su torre.



Durante el viaje de regreso se encontraron con un hombre que viajaba hacia el sur. Se presentó como Merius y les pidió permiso para alojare unos cuantos días en su torre. Decía que aún no tenia demasiado claro si adentrarse en las Tierras Muertas o irse a la frontera de Wakeria a tratar de buscar oro. Les prometió que trabajaría con ellos en agradecimiento. A los personajes no les importó y lo aceptaron.

Al día siguiente decidieron continuar con la construcción de la empalizada. Habían conseguido negociar con un clan de madereros, los Jansel, que en unas semanas vinieran y les construyeran una parte, pero ellos debían acabar el resto. Merius les ayudó a cortar árboles, aunque era evidente que estaba muy pendiente de si alguien llegaba al pueblo. La única visita que tuvieron fue un Caballero de Solaris que les trajo correo. Era una carta del esclavo que hizo de magíster de Carolus, le informaba que su padre había muerto y que su hermano (el cual odia a Carolus) había heredado el boyante negocio de trata de esclavos de la familia.

Por la noche, vieron como una llama se acercaba a su torre. Cuando le dieron el alto descubrieron que era Patius Garretio, el artífex (mago) cazarecompensas. Cuando comunicaron su presencia a todos los habitantes de la torre Merius se empezó a poner muy nervioso y confesó ser Bernius Meraius. Había cometido un asesinato hace tiempo y el artífex quería su cabeza para cobrar la recompensa y les pidió ayuda. Los PJs que intuyen que el conflicto entre los clanes familiares Jansel y Meraius se está recrudeciendo e intuyen que va a ser sangriento, no quieren meterse en medio. Así que le ofrecen entretener al cazarecompensas y que mientras se escape de la torre bajando por una cuerda que cuelgan.

En el momento que bajan, empiezan a hablar con Garretio. Éste conoce su oficio, y les dice que lo primero que ha hecho al llegar es quemar la cuerda, es un poderoso hechicero capaz de dominar el ignis imperium (magia de fuego) y les conmina a colaborar con la justicia. Cuando los PJs ya lo tienen claro oyen unos gritos del piso superior. Bernius ha cogido a Caiuso, el chaval que vive en la torre y amenaza con matarlo si no le dejan escapar. Los PJs empiezan a intentar negociar con las diferentes partes cuando oyen el relincho de varios caballos y aparecen varios hombres encapuchados gritando a los habitantes de la torre que se lo habían advertido que se fueran, y que se atuvieran a las consecuencias.

Es decir, la situación era la siguiente: Un grupo de 8 hombres está sitiando la torre, en el piso inferior un cazarecompensas ignis imperator preguntando quienes son los de fuera y pidiendo permiso para acabar (con fuego) al fugitivo de arriba, y éste tiene agarrado a un niño, tiene su hacha junto a su cuello y amenaza con matarlo. CONFLICTO!

Zita intentaba calmar a Bernius ofreciéndole que se escape con su barca, pero que deje al chico. Brunius, mientras, trataba de engañar al cazarecompensas de que los hombres de fuera podían ser amigos de Bernius. Mientras Carolus, el legatus (ya no le llamamos alcaide) trata de ver que quieren los hombres de fuera. Éstos les conminan a largarse, mientras que Patius Garretio decide salir fuera para hablar con ellos. Los sitiadores tratan de incendiar la torre lanzando flechas incendiarias pero los PJs utilizan las mantas para tapar las ventanas y que las flechas no sean demasiado efectivas.  En ese momento Bernius deja al chaval y sale corriendo derribando al artífex.  Los sitiadores empiezan a atacar a Carolus y todos los Pjs salen a combatir.

Brunius al salir a la oscuridad sin querer le pega una patada en el estómago al artífex y éste le responde redirigiendo el fuego de las antorchas a sus sitiadores hacia él. Se entabla un combate entre los sitiadores y los PJs y Pilosus, un PNJ habitante de la torre. Patius Garretio abandona el combate persiguiendo a Bernius Meraius y los PJs en duro combate consiguen derrotar a sus atacantes, manteniendo a dos con vida, pero sin poder evitar que uno de ellos se escape.

Tras reanimar a los prisioneros, los PJs les interrogan y descubren que uno de ellos es el sobrino de un platero de Uibira famoso por una estatuilla de plata que decía haber realizado, pero que corría el rumor que era una reliquia de las Tierras Muertas. El otro era un simple bribón. El sobrino les cuenta que debajo de su torre hay un antiguo mausoleo dhunk (de una civilización anterior) y que su tío quería saquearlo, también les advierte de que si no le sueltan se atengan a las consecuencias. Su tío vendrá a por él y con muchos más hombres.

Al acabar el conflicto, Patius Garretio regresa y les pide dormir en la torre. Bernius Meraius ha logrado escapar con la barca de los PJs.

COMENTARIOS DEL DIRECTOR:
La trama principal avanza y se recrudece con un ataque, bastante diseñado para fracasar y que se revele el villano real de la historia proporcionando un giro de guión. Hasta el momento todas las sospechas de los jugadores apuntaban hacia la Táir Funaria, pero había sembrado pequeñas pistas que les podía indicar que el verdadero villano era el platero: las monedas de plata que encontraron a los asesinos del templo, varios comentarios de PNJs sobre que se encontraron al platero en la biblioteca de la villa y la tranquilidad de la Táir Funaria tras el intento de asesinato del templo.

La ley no les permite ejecutar a los prisioneros ni tampoco trasladarlos, así que deben esperar a que el Drax o Ulfanius el Negro regrese a Speculaventium para que ellos administren justicia. Así que se abre un nuevo capítulo sacado directamente el western clásico de 1966 El Dorado, un asedio a la torre (en la peli es una cárcel).

Por otro lado se revela otro misterio, tienen un piso inferior y por ese motivo el comepiedras (troll) se acerca a su hogar, así que es de suponer que hay alguna gema abajo. Hay riquezas, pero también constituyen un peligro...

Como nota, debo apuntar que dejé que un PNJ se involucrara en el combate por que un jugador me falló en la sesión. Lo malo fue que el PNJ es un combatiente de primer orden y desequilibró el combate demasiado, haciendo que fuera demasiado fácil acabar con los asistentes, sin que los PJs tuvieran que asumir ninguna consecuencia. Siendo FATE un sistema con poca mortalidad estoy apostando por ir "erosionando" la salud de los PJs para ir ganando dramatismo a medida que avanza la historia. Debo arreglar esta situación.

El conflicto de los Jansel y Meraius les alcanza de lleno, y se presenta el primer personaje con magia del juego. En realidad me interesaba ir testeando el sistema de magia y como ninguno de los PJs es mago creí que lo mejor era incluir a un PNJ que si lo fuera. Patius Garretio, el artífex (mago) cazarecompensas es además un personaje muy sugerente. En el juego hemos latinizado algunas cosas y utilizamos artífex o imperators como denominaciones a los magos, debido a las disciplinas mágicas que están divididas en ars o imperium. Imperium, por cierto, viene de control.

El caballero de Solaris y el correo es debido a intentar que los Pjs tengan la sensación de que la vida sigue lejos de ellos, no solo a nivel de metatrama del juego, si no su familia incluso