16 junio 2011

El contexto narrativo




El contexto narrativo, tal como lo entendemos enmarcado en los juegos de rol, difiere de otros campos narrativos como el literario. En un juego de rol “un contexto narrativo es la descripción de [...] una realidad, donde se desarrollan las aventuras y las historias de las partidas de rol” (sacado del blog LPJ) Cada partida que jugamos se enmarca en una realidad o contexto, y esa realidad abarca multitud de contextos diferentes, tan grandes como la realidad de un país y tan pequeños como una habitación.

Cada contexto narrativo, a mi modo de ver consta de varios componentes:

1.- El contexto ambiental.
2.- El contexto histórico.

El contexto ambiental nos describe las diferentes leyes físicas, la geografía del contexto:
Diferentes leyes físicas porque podemos encontrar diferentes en pequeños contextos dentro de la ambientación global: espacio exterior, superficie de la tierra, interior de una nave espacial, mundos con magia, zonas con inestabilidades mágicas etc.
La geografía la entenderemos como la disposición del medio físico: la naturaleza (las formas de vida que existen en el contexto), el clima y relieve principalmente.

El contexto histórico nos describe los hechos relevantes dentro de la cronología del contexto tales como la aparición de civilizaciones y su caída, la aparición de la escritura, el control de la magia, personajes relevantes etc.

El contexto cultural nos describe los códigos culturales mayoritarios de cada zona, los valores, las creencias, costumbres y niveles tecnológicos. Cada zona y época varía estos aspectos, a veces de forma radical tanto en un breve espacio de tiempo o de espacio geográfico. Esta íntimamente con el contexto histórico inmediato, pero no siempre.

Y finalmente el contexto específico sería las pequeñas situaciones donde se enmarcan nuestros jugadores que pueden ser desde situaciones tan simples como un pj en su propia habitación a tan complejas como una confrontación de masas.  
  

El contexto y el director de juego: conocer el contexto en el que se enmarca la partida de rol es un requisito indispensable para poder diseñar las partidas, describir las escenas en que se desarrolla la partida y poder arbitrar el juego. El director debe conocer el contexto y plasmar en él las escenas que describe. Debe prestar atención especial al aspecto cultural, entender cada sociedad que aparece en sus partidas para poder interpretarlas como si fueran su personaje.

El contexto y el jugador: si bien es importante conocer el contexto para meterse en la piel del personaje a interpretar e interaccionar con el mundo, el jugador no siempre debe conocer exhaustivamente el contexto global, y en según que juegos incluso es necesario para la dinámica del juego y una correcta interpretación de los jugadores irlo conociendo poco a poco, por ejemplo los juegos de terror, en estos casos puede llegar a ser negativo para la partida eliminando aspectos sorpresa. 


Para todos los miembros de la mesa de juego el contexto de cada escena nos proporciona la posibilidad de jugar de manera más satisfactoria e interesante


De todos los aspectos los más significativos, para mí son el cultural y específico, porque son aquellos que más afectarán a los jugadores y en los que debemos poner el acento. El contexto cultural le ha de dar herramientas para interpretar a su personaje y el específico para interactuar en las diferentes escenas de la partida. En breve publicaré varias entradas exclusivas sobre estos contextos.

El director debe tratar de que sus jugadores al principio de cualquier partida conozcan en profundidad al menos su propio contexto cultural, así como una parte del contexto histórico reciente y el contexto ambiental por donde se mueve usualmente el personaje, pero no tiene porqué tratar para que los jugadores conozcan exhaustivamente el contexto del juego ya que un exceso de información o de carga de trabajo para el jugador también puede llegar a ser desmotivador para algunos. Es mejor ir ampliando poco a poco los conocimientos de los jugadores sobre el contexto global, principalmente mediante la interacción de los jugadores en las diferentes escenas (como escuchar una explicación de un PNJ, leer un libro o sacar sus propias conclusiones al participar en alguna situación inusual) e incluso mediante diferentes técnicas.

Algunas técnicas para dar a conocer el contexto:

-La elaboración de un dossier previo a la partida por parte del director y/o el encargo de que los jugadores hagan una parte o la totalidad de él. Con la consiguiente lectura por parte de los jugadores. El éxito de la técnica radica en el compromiso de los jugadores.

-La realización de una explicación por parte del director del contexto en que se marcará el juego. Pese a ser la técnica más habitual no es la más adecuada.

-La realización de una presentación de Power Point por ejemplo en el preludio de la partida. Esta técnica que se aplica en educación y negocios puede ser una manera más amena de que los jugadores se empapen del contexto en el que se desarrollará la partida. Puede ser apoyada con un pequeño dossier.

-Otra técnica que me dio que pensar es la que utilizan ciertos juegos de ordenador como por ejemplo el Dragon Age. Mediante un preludio del juego donde dan información van revelando a los jugadores pequeños retazos de información a medida que los pjs van avanzando en la partida, entregando siempre información relacionada con las situaciones que se van encontrando.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada