14 noviembre 2013

Dia 14: El pj más memorable que ha conocido nunca un pj tuyo


Como he jugado poco relativamente me cuesta encontrar un pj memorable, así que me tomaré una pequeña licencia y os contaré un pj memorable que he dirigido. Espero que me podáis disculpar.

El Pj memorable se llamaba Roque Balboa, alias “Caló”. Marino gitano gaditano, y en tiempos de necesidad, dedicado provocar naufragios y rapiñar los restos de las embarcaciones que se estrellaban contra las rocas cerca de los acantilados donde colocaba faroles que simulaban faros. En una ocasión hizo naufragar al barco equivocado y su mujer y su familia fueron asesinadas por un poderoso delincuente de Cádiz. Con una vendetta pendiente puso pies en polvorosa, esperando el mejor momento para fugarse y se apuntó a los tercios de Flandes. Al abandonar los tercios, se embarcó en la búsqueda de un tesoro que le podría dar los medios para vengarse.


Caló, era un personaje alegre y fiestero, pero con ataques de melancolía en ocasiones, sobre todo cuando estaba cerca del mar. El mar, pese a recordarle a su familia, también le transmitía paz y se sentía en los barcos mejor que en tierra firme, era un hábil timonel capaz de gobernar un barco en la más furiosa de las galernas. Bondadoso y noble con sus amigos, no dejó de hacer cosas poco honrosas, pero siempre por buenas razones, y siempre cuando no vio otra vía de abordar el problema. Inteligente y hábil, siempre trataba de buscar alternativas a la lucha, y en el fragor del combate luchaba con uñas y dientes aprovechando cualquier cosa que hubiera a mano principalmente, pese a ser un consumado espadachín, no tanto por técnica si no por su agilidad impresionante. Antes de sacar la espada volaban taburetes, poleas, maromas, piedras y hasta cazoletas de pólvora, y atacaba con jarras, remos o sartenes... todo lo que se le ponía a mano.  Una de esas ocasiones, fue especialmente  épica, en medio de una batalla se acercó, esquivando combatientes, lo suficiente a un comandante enemigo, consumado espadachín, para poderle lanzar el cuerno de pólvora que llevaba encima impactándole en los ojos e introduciendo pólvora en ellos de manera que el enemigo cegado por la pólvora, no pudo ver como sus compañeros le apuntaban con varias armas de fuego y lo dispararon a placer, evitando que hiciera gala de su casi perfecto esgrima y así acabar una cruenta batalla rápidamente. Valiente y leal, se ganó la confianza de sus amigos, hasta de un grande de España que le prometieron ayudarle a vengarse del que mató a su familia.


El personaje fue tan carismático que aun me vienen ganas de hacer un spin-off de esa partida con el de protagonista principal