30 noviembre 2013

Día 30: Los juegos de rol deberían....


Los juegos de rol deberían ser ... muchas cosas. En mi opinión fundamentalmente tres: diversos en materia de géneros, populares y diversos a nivel individual.

En primer lugar creo que deberían ser más diversos. Los juegos de rol mayoritariamente hoy son de pocos géneros narrativos, influenciados mayortariamente por el género inicial de los juegos de rol que es el de aventuras. Pese a que haya juegos de investigación, terror, bélicos, comedia etc. la sombra de D&D es alargada.


Pero los juegos de rol han dejado de lado tradicionalmente muchos géneros, géneros como el drama, el romántico, otro tipos de comedias, etc. Sin lugar a dudas los juegos de rol deberían empezar a buscar maneras de tratar estos géneros y probablemente con herramientas diferentes (sistemas, dinámicas roles dentro del la partida [jugadores y master], etc.) de las que utilizan normalmente los juegos de rol actuales, cambiando formatos, y sin hacer demasiado caso a la comunidad de roleros actual. Algo parecido a lo que se está haciendo con Fiasco, que permite reproducir películas de enredos que acaban fatal normalmente en la línea de las pelis de los hermanos Coen o Guy Ritchie, o Tejemanejes, que se encarga de conspiraciones, intrigas y puñaladas por la espalda, entre jugadores...

Cuando hablo de no hacer demasiado caso a la comunidad rolera actual me refiero a que la mayoría de roleros actualmente está formada por gente que adora los géneros que el rol actualmente toca (aventuras, horror etc..) pero es imposible que te gusten todos los géneros y es normal, como con los libros o el cine, que no te gusten algunos, y por tanto los juegos de rol enfocados hacia otro tipo de público deben gustarles a ese público, no al actual. Y no pasa nada por ello, ni siquiera nos gustan todos los juegos del mismo género que se publican.

Una vez conseguido esto , por el tipo de actividad y beneficios los juegos de rol deberían ser más populares. Es algo complicado, pero es evidente que dentro de la infinidad de aficiones que existen me da la sensación que es una de las que tiene más beneficios para el desarrollo de sus participantes. Lamentablemente es una afición que además de ser relativamente desconocida ha sufrido difamaciones como ninguna otra que yo conozca, no solo en España si no también en Estados Unidos. Como afición creo que debería ser apoyada y difundida, por la administración incluso, no se exactamente como, aunque se podría hablar de difusión, programación de actividades, apoyo a asociaciones hasta reducciones de impuestos de las publicaciones. No hablo de un ministerio del rol, claro que no, pero que se conozcan las posibilidades formativas y educativas y se difundan no costaría nada. Al fin y al cabo estamos hablando de una actividad que objetivamente es de utilidad pública, reconocido por el mismo ministerio de educación (enlace en la barra lateral). 

Otro aspecto de la popularidad del rol ha de pasar por la distribución, pero la distribución actualmente, y no solo a nivel de rol está experimentando un proceso de cambio que no se exactamente a donde se dirige, pero todo me indica que se va a tender a una dualización brutal de productos: lo más popular será posible encontrarlo a pie de calle y aquello con menos tirón deberá buscarse en internet, con el empobrecimiento de diversidad que lleva implícito este modelo, una lástima.

Finalmente los juegos de rol deberían ser como cada uno quiere que sean. Al final un juego de rol es una forma de pasarlo bien y cada uno es diferente de los demás y demandará jugar de una manera u otra, y probablemente no le guste como lo enfocan otros. Es de perogrullo, pero al final se trata de que cada uno encuentre la forma en que mejor se sienta con los juegos de rol tanto en enfoque, como compromiso, y disfrute de él dejando a los demás que elijan su propia postura.