16 noviembre 2013

Dia 16: Esa actuación que me sale bordada


La interpretación que me sale bordada, es la del charlatán. Me encanta llevar esos personajes de verbo rápido y tan peligroso como una bala.


Capaz de coquetear con la madura enfermera malcarada que guarda el registro de admisiones del hospital hasta ablandarla, o convencer a un policía patrullero que está hablando con un personaje demasiado importante para llevarle la contraria. Cuando suelto la lengua y empiezo a hablar rápido, sea como periodista, timador, buhonero, trapicheador del ejército, o bardo, es difícil pararme. Argumentos y contraargumentos a veces disparatados pero con una leve capa de consistencia salen de mi boca y son capaces de hacer temblar al máster más duro, sobre todo, si tengo una buena capacidad de charlatanería, que suelo ponerme, claro. Y eso me permite entrar en los lugares más insospechados o conseguir aliados impensables en muchas ocasiones, ¡me encanta!